Universidad Nacional de Rosario - Facultad de Ciencias Veterinarias

29 de Junio de 2009 |




La flora y la fauna de la zona en que se encuentran ubicadas la Facultad de Ciencias Veterinarias y la Escuela Agrotécnica de la Universidad Nacional de Rosario llevaron a sus investigadores y docentes a proponerla como un Área Natural Protegida. El predio, de 240 hectáreas, también fue considerado Ecomuseo de Administración Universitaria. La tenencia de una ANP ubica a la institución como un faro de actividades ambientales y productivas, en armonía con el ecosistema, y como espacio de propuestas y respuestas ambientales. En Argentina, existen pocas universidades nacionales que crearon y manejan áreas naturales protegidas, entre ellas la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) y la Universidad Nacional del Litoral (UNL).

Los docentes Claudia Nigro, especialista en Salud Animal y Enrique Richard, doctor en Ecología, estudiaron la flora y la fauna de la región en la que está ubicada la Facultad, con el fin de evaluar si las características de este predio podían ser suficientes para considerarlo Área Natural Protegida. “Los relevamientos de biodiversidad, realizados por equipos de estudiantes y docentes investigadores, mostraron una inusual riqueza del ecosistema pampeano para la condición de isla del predio, justificando la iniciativa en la categoría área natural”, cuenta Nigro, que además explica que la idea de darle esta categoría surge para preservar los espacios naturales ante el paso del hombre sobre la naturaleza.

Específicamente, el predio de la Facultad de Veterinaria “constituye una isla biogeográfica para la fauna de vertebrados de la región, un corredor efectivo de conservación para aves migratorias con un importante número de especies arbóreas autóctonas, aún representativas del Ecosistema de Pastizales de la Pampa Húmeda, que con una adecuada puesta en valor, como es la Propuesta de Jardín Botánico, se constituye en un importante portal educativo y de investigación, tanto a nivel universitario como para los niveles de educación formal e informal”, explica Nigro a InfoUniversidades.

Además, continúa la docente, “dispone de una importante biodiversidad de vertebrados autóctonos, notoriamente aquellos vinculados a la fauna de aves, ya llevamos registradas 81 especies de ellas”. Cabe destacar, que las aves son consideradas uno de los mejores grupos zoológicos indicadores del estado del ambiente. Además, el predio es un refugio protegido para horneros (Furnarius rufus), especie con el importante rol ecológico de controlar los insectos y otros artrópodos, y nuestra ave nacional, que representa una figura cultural emblemática para procesos de educación ambiental a todo nivel.

En el último congreso mundial de áreas naturales protegidas, realizado en el 2005 en Durbán, África, se hizo hincapié en la necesidad de ampliar las superficies representativas de cada ecosistema en todos los países para acotar el avance tan marcado de las actividades humanas sobre el ecosistema planetario.

Un Área Natural Protegida (ANP) es “un área consagrada básicamente a la protección y al disfrute del patrimonio natural o cultural, al mantenimiento tanto de la biodiversidad, como de los sistemas sustentadores de la vida”, según lo determinan la International Union for Conservation of Nature (IUCN), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

La importancia del ANP

“De acuerdo con el V Congreso Mundial de ANP, los sistemas de estas áreas implementados hasta la fecha a nivel mundial no son suficientes para cubrir las necesidades de conservación de la biodiversidad biológica”, relata Nigro, que encuentra en esta declaración uno de los motores que la llevaron a estudiar e investigar en profundidad las características ambientales de la región. En este sentido, “la recomendación del congreso está dirigida a la incorporación de nuevas áreas al sistema, en vistas de aumentar efectivamente las superficies de conservación hasta 2010”.

La presencia de esta Área en Casilda, con sus museos actuales y el desarrollo de los proyectados (entre ellos uno de Biodiversidad de la Ecoregión Pampeana), promoverán el progreso de actividades ecoturísticas en la región (nacional e internacional), actividades de museología y acceso a fondos concursables para su mejoramiento continuo y del área patrimonial edilicia del predio. Con este fin el consejo directivo de la Facultad aprobó el Curso de Formación y Capacitación para Guardambientes, con el que se formará el Sistema de Voluntariado del ANP y se desarrollarán las actividades educativas.

En Argentina, existen relativamente pocas áreas naturales protegidas creadas y manejadas por universidades nacionales; entre ellas se pueden destacar “La Reforma”, en la provincia de La Pampa; Reserva Universitaria Sierra de San Javier (RUSSJ); Reserva Experimental de Horco Molle, de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT); y la Reserva Universitaria Escuela Granja de Esperanza en la provincia de Santa Fe, cuya jurisdicción es nacional y la administra la Universidad Nacional del Litoral (UNL).


Silvana Di Stefano


Hay 350 especies de flora y fauna que viven en el riocuartense lago de Villa Dalcar

Hay 350 especies de flora y fauna que viven en el riocuartense lago de Villa Dalcar

Especialistas participaron en el proceso de saneamiento de este espejo de agua, que volvió a convertirse en el reservorio de biodiversidad más importante de la ciudad de Río Cuarto, después de su río.

Desarrollan el primer portal web sobre insectos de Argentina y Uruguay

Desarrollan el primer portal web sobre insectos de Argentina y Uruguay

Investigadores lanzaron el primer portal web sobre insectos que habitan en la Argentina y Uruguay. Se trata de una serie de catálogos interactivos donde se pueden visualizar fotos de las especies, sus distribuciones geográficas, como así también datos acerca de su importancia médico, sanitaria o ecológica.

Un tesoro en riesgo

Un tesoro en riesgo

Un trabajo de investigación en el Humedal Llancaneloza, identificó numerosas amenazas para la biodiversidad y propusieron acciones necesarias para mejorar las condiciones del Área Natural Protegida.

Un cuarto del rastrojo de maíz del departamento alcanza para cubrir el mercado eléctrico de Río Cuarto

Investigadores evaluaron la biomasa agrícola residual para su transformación energética y arribaron a promisorias conclusiones. Analizaron 53 años productivos, en una superficie de 914.800 hectáreas del departamento Río Cuarto. La sustentabilidad del sistema agropecuario es eje de la propuesta.

La Universidad de Belgrano impulsa biocorredores para Buenos Aires

La Universidad de Belgrano impulsa biocorredores para Buenos Aires

Eduardo Haene, Ingeniero Agrónomo y Profesor de la carrera de Ciencias Biológicas de la Universidad de Belgrano lleva adelante una investigación sobre biocorredores como estrategia para garantizar la conservación de la biodiversidad en la CABA. Se trata de un apasionante desafío para el paisaje urbano que caracteriza a la ciudad. El desarrollo urbano justamente trabaja “contra la conservación de especies”, fragmentando los hábitats, introduciendo especies exóticas e interrumpiendo ciclos naturales del paisaje.

Una red de sensores para proteger la selva misionera

Una red de sensores para proteger la selva misionera

Un equipo de investigadores trabaja para crear una red de monitoreo con el objetivo de controlar áreas protegidas de la selva misionera, estudiarlas con mayor profundidad y protegerlas tanto de amenazas medioambientales como de actividades ilegales que pongan en peligro la flora y fauna de la región.

Canal de videos 103