Universidad Nacional de Cuyo - Facultad de Odontología

13 de Febrero de 2012 | 5 ′ 39 ′′


Las causas del miedo a la atención dental



Profesionales de la odontología elaboraron una escala para medir los niveles de temor de los pacientes al tratamiento. Las emociones más frecuentes en la consulta odontológica son de miedo, ansiedad, angustia y enojo. Los investigadores realizaron encuestas en las que los pacientes manifestaron que sentir dolor o que se les dé un diagnóstico erróneo son algunas de las causas del miedo. Advierten que es uno de los motivos que posterga la consulta inicial y agudiza las enfermedades bucales.

El miedo a la asistencia odontológica constituye un obstáculo que interfiere la consulta dental del paciente. A partir de esta confirmación, investigadores crearon una escala de exploración del miedo a la consulta odontológica y de las estrategias recomendables para disminuirlo.

Este temor es una de las causas que perjudican la salud dental, por la postergación que se produce en hacer la consulta inicial y la continuidad de un tratamiento, lo que provoca que se agudicen las enfermedades bucodentales. Además, el miedo del paciente influye en el odontólogo: aumenta su estrés, prolonga las sesiones de consulta y aumenta la sensación de ineficacia por no resolver los temores del paciente, según el informe del equipo investigador que encabezó Sonia Martí.

Con este diagnóstico, advirtieron la necesidad de hacer una evaluación previa del estado emocional del paciente para planificar una estrategia de abordaje específica de su caso, que disminuya el temor.

“La investigación para la creación de una ‘escala de miedo’ a la atención odontológica surgió como una necesidad en la asignatura Psicología Odontológica, como parte de la enseñanza de las técnicas más adecuadas para disminuir la ansiedad y el dolor
-señaló Martí a InfoUniversidades-. Nuestro objetivo fue identificar cuáles eran los procedimientos o actitudes que conducen a que el paciente sienta temor al dolor. Para ello, administramos tres pruebas piloto hasta lograr la creación de la escala final, que se encuentra en proceso de administración”, agregó.

Según el estudio, las emociones que se presentan con mayor frecuencia en la consulta odontológica corresponden al miedo y su vinculación con la ansiedad, la angustia y el enojo. “La odontología es una de las especialidades médicas que más sentimientos de ansiedad o miedo general despiertan. Estos sentimientos provienen de experiencias negativas o por influencia del entorno”, explicó Martí.

El miedo y la ansiedad son denominadores comunes que muchos pacientes esgrimen para no acudir de forma regular al dentista. Según estadísticas difundidas por los investigadores, en algunas sociedades el 30% de la población tiene algún miedo odontológico.

Algunas investigaciones registran que los tratamientos de endodoncia y las extracciones dentales son los que mayores niveles de miedo tienden a desarrollar. La mayoría de los temores están relacionados con lo que podría considerarse como “mala praxis profesional” y le siguen los que tienen relación con el trato humano que el profesional brinda al paciente. También existe el temor a la infección provocada por los instrumentos o que le lastimen los labios.

“Las emociones como ansiedad, depresión, miedo, ira, afectan la vulnerabilidad de las personas a contraer enfermedades. El bienestar mental se basa, en parte, en la ilusión de invulnerabilidad y la enfermedad rompe esa ilusión. La pérdida de esa ilusión genera sensación de debilidad, impotencia y miedo”, continuó Martí.

Conclusiones parciales

Para medir los niveles de miedo, los investigadores diseñaron una encuesta bajo el formato de escala, que validan en pacientes adultos que asisten a los consultorios de la Facultad de Odontología. Según observaron, existe un porcentaje de personas al que no le es indiferente la consulta al odontólogo, ya que la mayoría manifestó que su comportamiento se alteraba en forma de inquietud, susto, miedo o pánico.

En un segundo nivel de análisis, descubrieron que la experiencia negativa fue mayor en mujeres que en hombres (58% más). También, que ellas recurren más al odontólogo que ellos, lo que implica que están preocupadas por su salud bucal. El tercer nivel de la escala indaga en la presencia del miedo y su intensidad, graduado en las categorías ‘nada’, ‘poco’, ‘bastante’ y ‘mucho’. Los pacientes que en la prueba piloto respondieron que sentían “mucho miedo” manifestaron la posibilidad de sentir dolor, de que se los trate bruscamente, de que se quiebre un diente o que se equivoque de diagnóstico.

En tanto, los encuestados consideraron que sentían “bastante miedo” al hecho de que no se tenga en cuenta el estado general de salud, ni los medicamentos que toma, como así también ser revisados sin guantes o que no se los cambie, que se les transmita una infección, que puedan ser lastimados, que les toquen un nervio, que se les pase la anestesia sin haber terminado el tratamiento o que les realicen intervenciones sin su consentimiento.

“Un 55% de los pacientes que respondió que sentía mucho o bastante miedo sugiere que siempre le gustaría ser tratado en forma comprensiva, que se tengan en cuenta las experiencias previas, como el estado físico y emocional actual, que se respeten los tiempos personales para asimilar un tratamiento, y que se le anticipe lo que puede llegar a sentir. El 40% de ellos recomienda que se le explique los procedimientos que el odontólogo va a realizar”, finalizó Martí.



Los efectos de la pandemia en la salud mental de la población

Investigadores desarrollan un estudio epidemiológico sobre el impacto anímico del COVID-19 en población adulta de la Argentina y América Latina. Los resultados preliminares del estudio arrojan que entre el 50 y el 70% de los entrevistados tienen dificultades para dormir, se sienten deprimidos, decaídos o sin esperanzas.

COVID-19: Estudian los efectos del aislamiento social en la salud mental y física

Un grupo de profesionales del área de psicología y de la actividad física y salud elaboró una encuesta online con el objetivo de conocer qué hábitos y conductas se modificaron con la cuarentena. Sostienen que la práctica de actividad física es clave para combatir el estrés y la depresión. La investigación es parte de un estudio a nivel mundial en el que intervienen más de diez países.

Lo urgente y lo emergente en la salud pública

Un equipo de investigadoras plantea algunas hipótesis acerca de las dificultades que atraviesa el sistema de salud y sus trabajadores en el marco de un Ministerio que, hace un par de años, fue reducido a Secretaría y que ahora se enfrenta a la pandemia ocasionada por el COVID-19.

Negación y paranoia, el impacto psicológico del coronavirus

Un psicoanalista de la UNT explica los comportamientos sociales en tiempos de coronavirus. El especialista afirma que la pandemia despierta actitudes paranoicas porque remite al estado de desprotección de la primera infancia. Aconseja fortalecer los lazos sociales, aun a la distancia.

“Una de cada cuatro personas tiene o tendrá problemas de salud mental”

Así lo afirma la psicóloga argentina Dévora Kestel, recientemente nombrada directora del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entrevistada por Argentina Investiga durante una charla en la Universidad Nacional del Sur.

Acoso escolar: un problema alarmante que requiere de intervenciones eficaces

Acoso escolar: un problema alarmante que requiere de intervenciones eficaces

De acuerdo con una investigación del Área de Psicología del Instituto de Ciencias Sociales y Disciplinas Proyectuales, la Ciudad de Buenos Aires presenta niveles significativamente más altos de problemáticas vinculadas al acoso escolar que otras regiones del país. El bullying es un tema cada vez más relevante en los ámbitos educativos y requiere de intervenciones eficaces por parte de la comunidad escolar para evitar problemas de depresión, baja autoestima y alta ansiedad en el ámbito educativo.

Canal de videos 104