“Lo que busco responder sobre las interacciones biológicas siempre aparece asociado a una hormiga”

Universidad Nacional de Quilmes - Departamento de Ciencia y Tecnología

06 de Octubre de 2008 |


“Lo que busco responder sobre las interacciones biológicas siempre aparece asociado a una hormiga”


La Dra. Patricia Folgarait se especializa en hormigas nativas que invadieron los cinco continentes. Junto con un grupo de investigadores estudia las Fireants, unas hormigas rojas provenientes de Argentina y Brasil, que son plaga en Estados Unidos.

Desde una perspectiva ecológica, el equipo intenta resolver el tema de las hormigas plaga, estudiando todas las interacciones de las especies de la comunidad. “Se trata de controlarlas para que dejen de producir el efecto dañino que tienen para el hombre”, comenta la Dra. Patricia Folgarait, Directora del Laboratorio Hormigas y codirectora del Programa de Investigación de la UNQ “Interacciones biológicas: de las macromoléculas a las comunidades”.

Lo que hacen es estudiar las reglas por las cuales una especie se sale de los mecanismos reguladores y aumenta su número hasta convertirse en una plaga. “Si descubrimos esos mecanismos, podemos manipularlos y controlar la situación”, asegura Folgarait. A través del estudio sistemático de la relación entre la hormiga y su predador natural, es posible el control biológico de estos insectos sin recurrir a productos químicos como los plaguicidas.

Una de las líneas de investigación que sigue el equipo es el estudio de las Fireants. “En Estados Unidos estas hormigas no tienen enemigos naturales; son carnívoras y sumamente agresivas”, señala la investigadora y explica que estos insectos producen efectos nocivos para el hombre y su economía agraria: “No sólo dañan los sistemas de electricidad donde anidan, sino que además son perjudiciales porque su picadura es muy fuerte y afecta tanto a seres humanos como al ganado vacuno con propensión alérgica. También atacan huevos de vertebrados”.

Para lograr el control biológico de esta plaga, el equipo se adentró en la búsqueda del predador natural. Y descubrieron que los insectos enemigos de la hormiga roja son unas moscas diminutas llamadas Fóridos. En el laboratorio se reproduce el ciclo natural mediante el cual las moscas inyectan un huevo dentro de la hormiga, que crece y la come hasta matarla. De esa larva luego sale la mosca y el ciclo vuelve a comenzar. Los investigadores realizan ensayos de ataque con estos parasitoides para que las moscas pongan sus huevos. Así, los Fóridos se reproducen, se seleccionan y se exportan a Estados Unidos, donde se liberan en los campos para controlar las plagas.

Si bien el equipo trabaja en el laboratorio, la mayor parte de los experimentos están en el campo donde los investigadores testean sus hipótesis in situ, es decir, en el escenario natural. Trabajan en Corrientes, Santiago del Estero, Santa Fe, Chaco y otros lugares de la Argentina, y países latinoamericanos.

“En la actualidad, el grupo además lanzó una novedosa línea de investigación para lidiar con las hormigas cortadoras de hojas: plagas nativas de nuestros jardines. El proyecto incluye, por un lado, el control de las hormigas adultas por medio de sus parasitoides específicos, y por otro, el control del alimento de estas hormigas a través de la manipulación del consorcio de microorganismos que de manera simbiótica interactúan con ellas”, comenta Folgarait.

Investigación y transferencia de conocimientos se conjugan en la tarea de este equipo de la UNQ que, además de estudiar a las hormigas, encontró la forma de solucionar lo que representa un problema para las actividades económicas y la biodiversidad de ecosistemas del hombre. “Cada pregunta que me interesa responder en relación con las interacciones biológicas siempre aparece asociada a una hormiga”, asegura la investigadora. “Interacciones con plantas, suelos, microorganismos, animales o con el ser humano: siempre hay una hormiga en el medio”, concluye.

Leticia Spinelli
prensa@unq.edu.ar
Lic. Erica Lanfranchi
Programa de comunicación pública de la ciencia "La ciencia por otros medios"
Dirección de Prensa y Comunicación Institucional


Arroz: desarrollan aplicación móvil para diagnosticar enfermedades y plagas

Arroz: desarrollan aplicación móvil para diagnosticar enfermedades y plagas

La Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE lanzó la aplicación para dispositivos móviles “Diagnosticando al arroz”. Se trata de una herramienta sencilla y práctica para precisar en el campo diferentes causas que afectan al cultivo. Desde su lanzamiento, la app registra descargas tanto en Argentina como en distintos países de Latinoamérica.

El impacto de las chinches en los cultivos regionales

El impacto de las chinches en los cultivos regionales

Una investigadora perteneciente al Museo de la Universidad Nacional de La Plata estudia las chinches que afectan los cultivos de frutas finas en el cinturón hortícola de la región. El análisis busca determinar cuáles son dañinas y cuáles pueden resultar beneficiosas para la producción.

Productividad en rodeos bovinos, controlan parásitos para mejorarla

Productividad en rodeos bovinos, controlan parásitos para mejorarla

Investigadores de la Facultad de Ciencias Veterinarias trabajan en un proyecto orientado a mejorar la productividad de los rodeos bovinos de la región NEA y el país. El trabajo abarca dos aspectos principales de investigación, uno relacionado con la reproducción y el otro, con el control de parásitos internos y externos en bovinos.

Control biológico, cómo atacar las plagas sin dañar el medio ambiente

Control biológico, cómo atacar las plagas sin dañar el medio ambiente

Investigadores analizan la introducción de enemigos naturales de las plagas para reducir los daños que estos organismos ocasionan en los cultivos. El conocimiento generado permitiría disminuir el uso de pesticidas empleados por parte de los productores agropecuarios y, de esta manera, contribuir a resguardar los sistemas agrícolas.

Producen un larvicida natural y de bajo costo contra el dengue, el zika y la chikungunya

Producen un larvicida natural y de bajo costo contra el dengue, el zika y la chikungunya

Investigadores desarrollan un insecticida biológico para combatir el mosquito transmisor del dengue, el zika y la chikungunya. Se trata de un hongo acuático, un patógeno natural llamado Leptolegnia chapmanii, hallado en charcos de agua de la localidad platense de Melchor Romero. El objetivo es controlar al vector y reducir el uso de insecticidas químicos neurotóxicos.

Producción de semillas forrajeras, un proyecto con impacto social y económico en familias agropecuarias

Producción de semillas forrajeras, un proyecto con impacto social y económico en familias agropecuarias

Con un escenario socio-productivo difícil, las comunidades de productores agropecuarios familiares aparecen como el sector más afectado. Apelando a la creatividad, pero también a insumos de producción propia, las Facultades de Ciencias Agrarias y de Ingeniería de la Universidad Nacional del Nordeste llevan adelante un innovador proyecto piloto que repercutirá en el crecimiento de los pequeños productores como así también en la producción de carne del NEA.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103