Nacimientos con bajo peso, estudian factores asociados

Universidad Nacional del Litoral - Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas

01 de Febrero de 2016 | 5 ′ 44 ′′


Nacimientos con bajo peso, estudian factores asociados


Investigadores realizaron un trabajo sobre recién nacidos santafesinos y su evolución durante el primer año de vida. Entre otros resultados, el estudio arrojó que cada mujer en un hogar con situación laboral de desocupación tiene cerca del doble de riesgo de tener un niño con bajo peso en comparación con aquella que vive en un hogar asalariado. La escasa educación de la madre y la precaria situación laboral de la familia, dos variables que se repiten.

Los nacimientos con bajo peso pueden provocar en los niños problemas de salud irreversibles. Para saber cómo prevenirlos, investigadores de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) estudiaron, entre 2013 y 2014, cientos de casos de dos hospitales de la ciudad de Santa Fe y notaron que el bajo nivel educativo de la madre y la precariedad laboral familiar eran dos factores que se repetían.

El trabajo fue encarado por un equipo encabezado por Juan Carlos Bossio y Sergio Arias, de la Cátedra de Epidemiología y Salud Pública de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas (FBCB) de la UNL, que en 2009 analizaron datos por medio de la distribución geográfica de casos de nacimientos con bajo peso en la ciudad de Santa Fe. La idea era identificar los lugares con más riesgos de nacimientos con bajo peso y los lugares con mayor número de nacidos vivos con bajo peso; un estudio que podía servir para orientar acciones. En 2013, ampliaron el relevamiento e incluyeron datos de los hospitales “José María Cullen” y “José Bernardo Iturraspe”. Bossio y Arias querían saber cuáles eran las características de las madres y los determinantes del bajo peso de los chicos al nacer, además de su evolución, ya que así se pueden planificar acciones preventivas.

Los riesgos del bajo peso al nacer residen en que los bebés son más proclives que los de peso normal a tener problemas médicos y complicaciones del desarrollo. Corren mayores riesgos de desarrollar problemas de respiración (hipoglicemia), ictericia, anemia y problemas cardíacos, entre otros.

Los casos

Entre octubre de 2013 y septiembre de 2014 los investigadores siguieron 525 nacimientos, de los cuales 189 correspondían a la maternidad del Iturraspe y 336 eran del Cullen, ambos de la ciudad de Santa Fe. Del primer nosocomio tomaron 61 casos de recién nacidos con bajo peso y 128 casos de niños con peso normal, que sirviesen como controles. Del Cullen captaron 114 casos de bajo peso y 222 controles. En total fueron 175 casos y 350 controles.

Entre los principales resultados, el grupo encontró que la distribución de los determinantes de bajo peso al nacer que se estudiaron es similar entre los casos incluidos y lo registrado para la provincia de Santa Fe en 2012. “Estudiamos la edad de las madres, estado civil, nivel educativo y situación laboral de ambos padres. Encontramos una asociación entre nivel educativo precario de la madre y situación laboral de desocupación con el bajo peso al nacer. Cada mujer en un hogar con situación laboral de desocupación tiene cerca del doble de riesgo de tener un niño con bajo peso en comparación con aquella que vive en un hogar asalariado. Además, posee un 60% más de riesgo si tiene estudios primarios incompletos. Es algo que figura en la bibliografía, ya que se sabe que la condición social influye en la posibilidad de bajo peso del hijo”, indicó Arias a Argentina Investiga.

Salud de las madres

En el trabajo también evaluaron la salud de las madres; datos como, por ejemplo, el índice de masa corporal antes de quedar embarazadas. “Es una variable que nos mostró que hay muchísimo riesgo si hay un índice de masa corporal compatible con desnutrición: esas mujeres tenían tres veces y media más posibilidades de tener hijos con bajo peso”, según Bossio.

También observaron que las madres que anteriormente habían dado a luz niños con bajo peso al nacer también tenían tres veces y media más probabilidades de tener otro niño con ese problema. “Además, las mamás a las que se le murieron hijos antes, tenían el doble de probabilidades de tener un hijo con bajo peso”, detalló.

Por otro lado, chequearon cuántas de las mujeres con hijos con bajo peso padecían hipertensión, pero fueron pocos casos. También encontraron que las que tenían hijos muy seguidos tenían más probabilidades de tener bebés con bajo peso. “También analizamos los antecedentes de cada embarazo en particular: si la ganancia de peso durante el embarazo era baja, la probabilidad de bajo peso en los hijos era alta; si padecían hipertensión y preeclamcia, tenían 10 veces más chances. Otro factor importante era la infección urinaria”, describió Arias.

Una foto

Arias y Bossio contaron que la investigación que realizaron durante un año sirve para obtener una especie de foto de la situación. Sin embargo, el trabajo continúa, ya que pretenden captar la mayor cantidad de casos posible y seguirlos en detalle. Las conclusiones serán ofrecidas a las autoridades de salud para que puedan diseñar acciones. “La idea es proponer un mecanismo de gestión del seguimiento de los nacidos vivos con bajo peso, para que después de salir de la maternidad se garantice que continúan siendo controlados y, de no asistir a los controles, se los pueda buscar”, finalizó Bossio.

Prensa UNL
prensa@unl.edu.ar
Dirección de Comunicación


Aprendizaje escolar y neurociencias

Aprendizaje escolar y neurociencias

La idea de que el saber científico sobre las bases biológicas del aprendizaje podría resolver los diversos y complejos problemas de la educación en el país cobra fuerza en diversas zonas del debate público argentino. Sobre este tema habla la experta en aprendizajes escolares, Flavia Terigi, investigadora docente del área de Educación del Instituto del Desarrollo Humano de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS).

Detectan y previenen infecciones parasitarias en escuelas

Detectan y previenen infecciones parasitarias en escuelas

Un equipo de investigadores de la Facultad de Ciencias Médicas lleva adelante un Programa de Control de las Parasitosis Intestinales y Nutrición, denominado Procopin. El trabajo se encarga de detectar la presencia de parásitos y alteraciones nutricionales en niños en situación de vulnerabilidad social que concurren a jardines de infantes y escuelas primarias de la región. La iniciativa además, interviene en las patologías para prevenir posibles recaídas.

Plantas medicinales, generan conocimiento académico sobre sus propiedades

Plantas medicinales, generan conocimiento académico sobre sus propiedades

Investigadores de la Escuela de Enfermería de la Universidad Nacional de Rosario indagan acerca de los saberes y usos de plantas con valor medicinal en atención primaria de la salud. Y desde el año pasado, a través de un proyecto de extensión, cultivan un Jardín Medicinal en el predio de dicha institución. Los especialistas reconocen que el uso de plantas medicinales propicia prácticas de salud “más humanizadas” y que entre los factores obstaculizadores se encuentra la poderosa industria farmacéutica.

Desarrollan alimentos atractivos para el consumo a base de frutas y vegetales

Desarrollan alimentos atractivos para el consumo a base de frutas y vegetales

La inquietud original estuvo asociada al bajo consumo de frutas y verduras en niños, lo cual contribuye al incremento de enfermedades. El trabajo fue realizado a partir de la disciplina llamada enzimología industrial y se enfocó en extraer compuestos importantes de las frutas como los pigmentos naturales, que tienen notable capacidad antioxidante o protectora de la salud. Los investigadores sostienen que los resultados son mérito de la universidad pública.

La yerba mate, una importante fuente de antioxidantes

La yerba mate, una importante fuente de antioxidantes

Lo comprobó un estudio, que además estableció que la forma en que consumimos normalmente la yerba mate garantiza la incorporación de compuestos antioxidantes. Entre los distintos tipos de yerba estudiadas, la que incorpora menta, poleo, peperina y melisa presentó la mayor concentración de antioxidantes.

Embarazo y lactancia, analizan la influencia de la nutrición materna en la vida adulta de los neonatos

Embarazo y lactancia, analizan la influencia de la nutrición materna en la vida adulta de los neonatos

Un estudio demostró que el estado alimenticio de una mujer durante el embarazo o en la etapa de lactancia puede determinar el proceso metabólico, incluso en la adultez, del infante o niño por nacer, predisponiéndolo de esta forma a padecer enfermedades crónicas. Los resultados del estudio sugieren que la desnutrición en la lactancia podría predisponer a la obesidad futura.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103