Sonría, lo estamos filmando

Universidad Nacional de Quilmes - Departamento de Ciencia y Tecnología

25 de Septiembre de 2017 | 4 ′ 39 ′′


Sonría, lo estamos filmando


La visión artificial y unas cámaras que lo observan todo. Sus aplicaciones en seguridad vial y control ciudadano. Entrevista a Félix Safar y a Damián Oliva.

Aunque la carrera de Ingeniería en Automatización y Control Industrial (IACI) pueda, ante la vista de algún desprevenido, englobar un conjunto de actividades que sugieren la aplicación de conocimientos novedosos, originales y contemporáneos, la propia historia circula con rebeldía y se construye como prueba fehaciente que indica lo contrario. “La automatización se inicia con la Revolución Industrial en Europa, cuando se reemplaza la fuerza humana por la máquina a vapor. Luego, se consolida en el siglo XX con la aplicación de mecanismos automáticos”, afirma Félix Safar, director de IACI.

Ya en el siglo XXI, en un escenario caracterizado por una generosa disponibilidad electrónica, el campo de la visión artificial se ubica como un área pujante, que despierta el interés de docentes investigadores de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ). Como su propio director señala, “la visión artificial engloba un conjunto de técnicas que, a partir de cámaras y sensores, capturan el ambiente para procesar información. El objetivo es reconocer los objetos y sus características de forma automática”. Las bondades de las cámaras y las nuevas tecnologías asociadas a ellas permiten observar en detalle, por ejemplo, el flujo vehicular en las autopistas y controlar las avenidas en Argentina: “nos interesa medir a qué velocidad marchan los automóviles, cómo afectan los embotellamientos y el seguimiento de trayectorias anómalas que pueden desencadenar accidentes. Trabajamos en la confección de estadísticas durante el último bienio”, apunta Damián Oliva, docente investigador de IACI.

En este marco, una de las últimas joyas en el terreno de la visión artificial lo constituye el lente denominado “ojo de pez”. Se trata de una cámara que amplía el espectro y permite una visión de 180°, que se proyecta en múltiples direcciones. Una tecnología novedosa que comienza a ser utilizada en el país para monitorear intersecciones en rotondas y confluencias de bocacalles. Sus ventajas en el campo de la videovigilancia parecen habilitar múltiples aplicaciones. “Sólo con una cámara se obtiene la visión de un hemisferio completo. Supera a las tradicionales, que tienen un alcance menor de todo el paisaje (60°)”, describe Safar. En esta línea “cuando se realiza un seguimiento de un automóvil o bien de una persona, facilita la tarea ya que no se pierde el registro del objeto que se sigue y se elimina la necesidad de pasar de una cámara a la siguiente”, ejemplifica Oliva. Sin embargo, no todas las noticias son positivas. Existen fragmentos de las imágenes que se observan deformadas y, de ahí, el valor del trabajo de los especialistas. “En ello trabajamos: intentamos afinar la calidad y corregir distorsiones”, porque “sucede algo similar a cuando uno se observa en una pava de acero inoxidable y la imagen se deforma”, ilustra Safar.

El valor indiscutible de ser humano
Un contexto tan tecnologizado como el actual funciona como excusa perfecta para reactualizar temáticas como la inteligencia artificial y la presencia in crescendo de sistemas robotizados en las escenas laborales. Un debate que, décadas atrás, se asumía como parte de la ciencia ficción emerge con impulso propio y se constituye como un interrogante latente que nunca se extingue lo suficiente como para ser olvidado.

Frente a ello, Oliva desenchufa las alarmas y construye una perspectiva desmitificadora con el objeto de reconciliar, una vez más, las características irremplazables de “lo humano” y las virtudes complementarias de los robots. “Nunca una máquina podrá suplantar totalmente a una persona. El hombre posee capacidades para el procesamiento de imágenes que las computadoras no han desarrollado”. Y completa, “sólo un operario -y no una máquina- podrá identificar, por ejemplo, si un individuo exhibido en una pantalla ejecutará un movimiento riesgoso o si realizará un acto anormal”.

En esta línea, la idea rectora será el diseño de sistemas que complementen y no suplanten el trabajo de las personas: “buscamos generar tecnologías y software que les simplifiquen las tareas a los operarios. El objetivo es que se ajuste más el campo de visión, es decir, que no tengan la necesidad de observar mil pantallas en simultáneo sino que sean asistidos”, concluye Safar.

Leticia Spinelli
prensa@unq.edu.ar
Programa de comunicación pública de la ciencia "La ciencia por otros medios"
Dirección de Prensa y Comunicación Institucional


Un argentino participó de hallazgo científico internacional en la atmósfera

Un argentino participó de hallazgo científico internacional en la atmósfera

Rafael Fernández, docente e investigador de la facultad de Ciencias Exactas, fue parte del equipo que reveló que las concentraciones de yodo en la atmósfera se triplicaron en las últimas décadas en el Ártico, producto del calentamiento global.

Plomo: estudio aleatorio detecta niveles elevados de este metal en niños

Plomo: estudio aleatorio detecta niveles elevados de este metal en niños

El trabajo examinó a 161 menores de hasta 14 años que asistieron al Hospital de Niños de Córdoba en el período 2009/2010. El 16,7% de ellos tuvo más de cinco microgramos del metal por decilitro de sangre, el límite admitido en Estados Unidos y que los investigadores tomaron como referencia. Incluso expuestos a dosis bajas de este metal los pequeños pueden sufrir síndrome de hiperactividad, falta de atención y disminución del coeficiente intelectual.

La lupa puesta en la vejez

La lupa puesta en la vejez

Un estudio realizado por investigadores de la cátedra Medicina y Sociedad analiza el tema de la vejez y describe los componentes literarios y culturales que permitieron la construcción del valor negativo de este concepto. Los investigadores puntualizan que el surgimiento de la perspectiva desfavorecedora sobre la vejez se remonta a la Revolución Industrial, entre los siglos XVIII y XIX.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103

Palabras Claves