Universidad Nacional de Río Cuarto - Facultad de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales

22 de Febrero de 2010 |


Tratamientos con agentes fototerapéuticos podrían reemplazar a los antibióticos



Profesionales de la UNRC investigan un método que no sólo puede utilizarse en los tratamientos clínicos sino también en cuestiones más simples, como limpiar (inactivar) superficies para el cuidado de los alimentos y descontaminar el agua. El desarrollo se llevaría a cabo por medio de agentes fototerapéuticos, y permitiría mejoras en tratamientos odontológicos y la inactivación de bacterias en sangre, para eliminarlas en una herida contaminada de una persona, sin que esto afecte a sus glóbulos rojos.

Un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas, Físico -Químicas y Naturales de la Universidad Nacional de Río Cuarto desarrolla nuevos agentes fototerapéuticos, que podrían reemplazar al tratamiento médico con antibióticos y mejorar los resultados en las bacterias que ejercen gran resistencia a algunos medicamentos.

La doctora en Ciencias Biológicas, Mariana Belén Spesia, integrante del grupo de científicos que trabaja en este desarrollo, explicó a InfoUniversidades que esos agentes fototerapéuticos son compuestos químicos que al ser activados por la luz visible producen radicales tóxicos derivados del oxígeno, éstos matan a las bacterias, incluso a aquellas que suelen ser inmunes a los antibióticos.

Distintas prestaciones

Si bien aún no se desarrollaron estos fotosensibilizadores a escala comercial, la investigadora sostuvo que es un método que puede utilizarse tanto en tratamientos clínicos como también en cuestiones más simples, como por ejemplo inactivar superficies para el cuidado de los alimentos y descontaminar el agua, entres otras. “El proceso consistiría en colocar la solución del agente fotosensibilizador en el agua y con la luz del sol se liberaría de bacterias al agua”, indicó Spesia.

Los avances de la investigación permiten mejoras también en los tratamientos odontológicos. Según la investigadora, con este método se podría aplicar el agente fotosensibilizador sobre las caries dentales e irradiar una determinada frecuencia de luz y de esa manera eliminar las bacterias. Lo mismo podría hacerse con los tratamientos de conducto en el canal de raíz. “Es un método que tiene múltiples aplicaciones y es factible de ser utilizado en diferentes actividades, siempre que se pueda colocar el sensibilizador y que tenga capacidad de llegada la luz”, sostuvo Spesia.

También se estudió la inactivación de las bacterias en sangre, para aplicar el tratamiento y matar la bacteria en una herida contaminada de una persona sin afectar los glóbulos rojos. “En este caso vimos que la aplicación dio resultado en las bacterias denominadas grampositivas”, dijo la investigadora, y agregó que “esto podría probarse más adelante en virus, ya que hay fotosensibilizadores más aptos para matar virus que bacterias”.

El grupo de científicos que llevó adelante la investigación comenzó por analizar si determinado sensibilizador mataba o no a tal o cual bacteria. Una vez que detectaron que el sensibilizador mataba a la bacteria, el estudio pasó a una segunda etapa, que consistió en analizar el proceso en el que el sensibilizador mataba a la bacteria, a fin de determinar posibles aplicaciones y métodos de uso de los mismos. “En este trabajo fueron comparadas las propiedades de distintas familias de fotosensibilizadores con uso potencial en la inactivación fotodinámica (IFD) de bacterias y estudiamos el mecanismo de acción fotodinámico a nivel del ADN, de las ultraestructuras y de las envolturas celulares”, expresó Mariana Spesia.

Los resultaros evidenciaron que el efecto del sensibilizador con la bacteria debe ser inmediato (al nivel de las envolturas celulares -pared y membrana-) y matarla porque de lo contrario, si se apunta a una acción que afecte al ADN de la bacteria, el oxígeno no vive el tiempo necesario para conseguir el efecto deseado.


Nelson Nusbaum


Aportes para optimizar la producción de soja y girasol

Un estudio detalla el impacto de las plagas insectiles de fin de ciclo en dos de los cultivos oleaginosos más importantes de la Argentina y revela los riesgos de infección y el modo en que afectan el rendimiento en grano, tamaño y calidad de semillas. Recomiendan generar protocolos de control para convivir en niveles tolerables de plagas, con un impacto económico bajo.

Un cañón de ozono para desinfectar espacios públicos

Científicos de la Universidad Nacional de La Plata finalizaron la construcción del prototipo de un cañón de ozono, un equipo que permite generar altas concentraciones de ese gas para, posteriormente, diseminarlo en diferentes espacios públicos y así eliminar de forma rápida y segura virus como el COVID-19, bacterias y otros gérmenes.

COVID-19: cómo funcionan las vacunas y la inmunidad

La investigadora Ana Rosa Pérez explicó de qué manera funcionan las vacunas. Destacó la rapidez de los múltiples desarrollos en la búsqueda mundial de un freno a la pandemia y remarcó el riesgo que representa para la sociedad el movimiento antivacunas.

La serología, una herramienta clave para combatir la pandemia

En entrevista con Argentina Investiga, el docente investigador de la Universidad Nacional de Quilmes Alejandro Castello relata por qué estudiar los anticuerpos de diferentes pacientes resulta fundamental.

Diseñan un sistema automatizado para predecir el avance del COVID-19

Ya se encuentra online y activo el sitio web del Proyecto COVID-FEDERAL, CORR01, en donde se muestran resultados de un monitoreo a tiempo real y predicción del avance de la pandemia por COVID-19 en la Argentina. Una de las informaciones clave que aporta es la estimación de la tasa de contagio a nivel provincial y nacional, es decir, a cuántas personas contagia una persona que sufre de coronavirus.

Coronavirus: investigadores siguen sus rastros en aguas residuales

Coronavirus: investigadores siguen sus rastros en aguas residuales

Entrevistado por Argentina Investiga, el docente y especialista Gabriel Iglesias describe en qué consiste la metodología aplicada en 15 barrios bonaerenses. “La utilidad práctica es determinar en tiempo real en qué lugares circula el virus y conocer su dinámica, por dónde se propaga”, señala el investigador.

Canal de videos 104