Tumores: estudian sus entornos

Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires - Investigación

29 de Junio de 2015 | 5 ′ 18 ′′


Tumores: estudian sus entornos


La investigación se dirige a una molécula específica, el ácido hialurónico, que forma parte del entorno de las células tumorales y tiene funciones patológicas en el cáncer. Puede favorecer la proliferación de la célula tumoral, la metástasis y afectar la acción del sistema inmune. Los especialistas apuntan a que si el entorno es atacado podría evitarse el crecimiento del tumor y su propagación.

En el Centro de Investigaciones Básicas y Aplicadas de la Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires (UNNOBA) analizan el microambiente del tumor. El estudio, según la doctora Laura Alaniz, tiene una importancia fundamental para atacar el cáncer: “El tumor es sus células tumorales, pero también es lo que lo rodea, su entorno”.

En rigor, el microambiente tumoral es definido como “el entorno que se forma cuando una célula normal se descontrola y se vuelve tumoral”. Está constituido por células no tumorales (como células del sistema inmune) y componentes de matriz extracelular (proteínas y glicoproteínas como colágeno, ácido hialurónico, fibronectina). “Estos actores en conjunto favorecen el crecimiento descontrolado de las células tumorales y que ellas sean capaces de llegar a sitios lejanos de donde se originaron, es decir, que hagan metástasis”, explica la especialista a Argentina Investiga. De esta manera, se deduce que si este entorno es atacado se puede evitar el crecimiento del tumor y su propagación.

La investigación de Alaniz se dirige a una molécula específica, el ácido hialurónico, la cual está sobreexpresada en los tumores: “Es un azúcar que realiza muchas funciones patológicas en ese entorno. Yo estudio cómo hacer para modular ese entorno y sobre todo a esa molécula, el ácido hialurónico, a la que estudio desde el año 2001”.

“Modular el entorno” implica modificarlo para que se vuelva poco propicio para el crecimiento de la célula tumoral. “La forma de modular ese microambiente es mediante compuestos biológicos, como anticuerpos que bloquean la acción de factores de crecimiento, enzimas que degraden compuestos de la matriz extracelular o factores que potencien la acción del sistema inmune para atacar el tumor”, sintetiza la doctora Alaniz y añade: “También hay compuestos químicos o drogas que pueden regular el crecimiento de esos componentes celulares”.

El ácido hialurónico es un componente de la matriz extracelular, que puede cumplir tanto condiciones fisiológicas como patológicas. La investigadora fundamenta por qué, en su opinión, resulta crucial para atacar la enfermedad: “En cáncer, su producción es anómala y muchas veces excesiva, lo cual favorece el crecimiento y proliferación desregulada de la célula tumoral. Además favorece la metástasis, la migración de otras células que forman el entorno tumoral, afecta la acción del sistema inmune, puede modular la generación de resistencia a drogas y favorecer la generación de nichos de células tumorales, que pueden llevar a la reaparición de un tumor”.

Alaniz estudia el ácido hialurónico desde 2001, cuando inició su tesis de doctorado. En aquel momento, desde la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA observó en ratones “cómo aquellas células tumorales que tenían mayor capacidad de generar metástasis eran las de mayor capacidad de unirse al ácido hialurónico, por modular mecanismos o señales intracelulares relacionados con la migración celular”. Pero en cambio, cuando actuaban “fragmentos pequeños del ácido hialurónico” se obtenía un resultado opuesto: se revertía la resistencia a drogas y se potenciaba la acción de células del sistema inmune. En otras palabras, “la molécula degradada podría evitar el desarrollo de ciertos tumores y la resistencia a las drogas”.

En el laboratorio de la UNNOBA, en Junín, Alaniz continúa las investigaciones: “Estamos estudiando la acción de esta molécula según la expresión de los receptores a los cuales se une y en modelos de osteosarcoma y leucemia. Por otro lado, estudiamos cómo la expresión del ácido hialurónico afecta la acción antitumoral de distintas células sistema inmune”.

Si bien Alaniz aclara que su investigación se encuentra en el área de las ciencias básicas, en la actualidad se realizan ensayos preclínicos sobre animales y células tumorales in vitro”. “Si la herramienta funciona -agrega Alaniz- se puede dar un salto hacia el ensayo clínico, que tiene muchas fases, lleva muchos años y requiere mucho dinero. Realmente hay que demostrar que ese ensayo preclínico que uno publica vale la pena ser desarrollado a un nivel clínico. Hay que demostrarlo de muchas maneras para que una empresa farmacéutica, por ejemplo, lo tome y haga el ensayo clínico”, explicó Alaniz.

La investigación desarrollada en la UNNOBA podría aportar, en un futuro, nuevas drogas que consideren el ácido hialuróico como blanco a modular o degradar en el contexto terapéutico. “De esta manera, se podría incidir en los procesos de metástasis, angiogénesis, resistencia a drogas y respuesta inmunológica”, vislumbra Alaniz. Sin embargo, todavía es temprano para plantear resultados concretos en la clínica: “Antes que nada es necesario ampliar y determinar exactamente su función patológica en los tumores”.

Ana Sagastume
comunicacion@unnoba.edu.ar
Ana Sagastume
Dirección de Comunicación Institucional


Buscan facilitar el diagnóstico de Toxoplasmosis en embarazadas

Buscan facilitar el diagnóstico de Toxoplasmosis en embarazadas

Investigadores de la UNL y el CONICET desarrollaron la tecnología requerida para fabricar un kit de diagnóstico rápido de leptospirosis y ensayan su adaptación para detectar otra enfermedad desatendida.

Una vía para salvar al 90% de los pacientes que fallecen por cáncer

Una vía para salvar al 90% de los pacientes que fallecen por cáncer

Más de 50 mil muertes por año se podrían evitar en Argentina con terapias efectivas para tratar la metástasis, el proceso causante de la mayor parte de los decesos por cáncer. Científicos y médicos investigan cómo se produce, ya que su conocimiento permitiría buscar terapias para nuevos tratamientos.

Ácido hialurónico, clave en tumores de mama

Ácido hialurónico, clave en tumores de mama

En un paper publicado en la revista The Febs Journal, la doctora Laura Alaniz, docente-investigadora del Centro de Investigaciones y Transferencia del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires; describió la influencia del ácido hialurónico en la angiogénesis y en la acción sobre los macrófagos, que son un tipo de glóbulo blanco que rodea los microorganismos, los destruye, elimina las células muertas y estimula las respuestas inmunitarias.

Receptor a Histamina H4 como posible marcador pronóstico en la evolución de enfermedades oncológicas

Receptor a Histamina H4 como posible marcador pronóstico en la evolución de enfermedades oncológicas

Docentes investigadores de la Facultad de Ciencias Naturales y Ciencias de la Salud, en colaboración con profesionales de BIOMED -UCA-CONICET, estudiaron el receptor A Histamina H4 como posible marcador pronóstico en la evolución de enfermedades oncológicas como el melanoma.

Direccionar las drogas; una nueva estrategia terapéutica contra el cáncer

Direccionar las drogas; una nueva estrategia terapéutica contra el cáncer

Investigadores del Instituto de Ciencias de la Tierra y Ambientales de La Pampa (INCITAP) buscan, a través de un tipo de molécula, direccionar las drogas al órgano o tejido afectado por la enfermedad e intentar disminuir así los efectos secundarios en pacientes. El trabajo se realiza en un contexto en el que la mortalidad por cáncer de colon en La Pampa, hasta el 2017, registró la mayor tasa ajustada en varones de la Argentina, según datos estadísticos del Instituto Nacional del Cáncer (INC).

Un hallazgo inédito promete terminar con el uso de las inyecciones

Un hallazgo inédito promete terminar con el uso de las inyecciones

Hicieron pruebas en ratones con insulina y un antitumoral: los resultados fueron exitosos. Investigadores universitarios hallaron una molécula que, al disolverse en agua, produce unas vesículas que sirven para transportar cualquier tipo de medicamentos por vía oral o a través de la piel mediante parches. Conservan inalterables las drogas que llevan, las protegen de los jugos gástricos y las depositan en las células del organismo.

Canal de videos 103