Un biofertilizante para mejorar la producción de la yerba mate

Universidad Nacional de Misiones - Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales

29 de Mayo de 2017 | 4 ′ 58 ′′


Un biofertilizante para mejorar la producción de la yerba mate


Un equipo de investigadores impulsa el desarrollo de un biofertilizante que pueda ser aplicado a la yerba mate y así mejorar el crecimiento de la planta y, en consecuencia, a toda la cadena de producción.

“La yerba mate es uno de los cultivos más importantes en cuanto a la producción económica dentro de la provincia de Misiones, y se sabe que existe una serie de inconvenientes con la parte productiva. Si bien hay yerbales con muy buena producción en relación a los kilos por hectárea, hay otros que están muy degradados y que ya no producen como deberían”, explicó Margarita Laczeski, doctora en bioquímica, especialista en bacteriología e integrante del equipo de investigación.
“Nuestra intención fue tratar de abordar este problema que enfrenta hoy la agricultura de la Provincia y volcarnos hacia una agricultura sustentable, es decir, que no se utilicen tantos fertilizantes químicos sino tratar de cambiar hacia productos nacionales. Es ahí donde entran nuestros biofertilizantes, compuestos por bacterias que no sean de otro país o de otra región, sino que sean baterías aisladas de la misma planta de la yerba o del suelo que está en contacto con las raíces de la planta”, agregó la investigadora.
El trabajo comenzó hace siete años y ya cuenta con resultados alentadores demostrados en el laboratorio del Instituto de Biotecnología de Misiones (InBioMis). En este sentido, Laczeski anticipó: “Los resultados son sorprendentes. El aumento de tamaño que vimos en los ensayos es del 30 y 40 por ciento en altura y un 50 por ciento del aumento del tamaño de la hoja, con respecto a las plantas que no estuvieron bajo tratamiento con estos microorganismos”.
Etapas pasadas y futuras
En una primera instancia, el equipo trabajó con baterías aisladas de la raíz, muy próximas al suelo, y luego con baterías endófitas aisladas del interior del tejido de la planta de yerba mate. Una vez en el laboratorio, se demostró que contaban con esta capacidad para producir una promoción del crecimiento. “Se sabe que existen bacterias que tienen la capacidad de fomentar, desarrollar y aumentar el rendimiento del crecimiento de la planta, y lo que intentamos es analizarlo en la yerba; qué tipo de microrganismo tenían y si estos organismos tenían la capacidad de producir, justamente, esta promoción del crecimiento de la planta de yerba mate”, detalló Laczeski.
Así, se eligieron las baterías de mejor calidad de hormonas de crecimiento y también de nitrógeno, fosfato y hierro. Esas fueron las seleccionadas para realizar los ensayos en la planta de la yerba. Actualmente, el trabajo se encuentra en la etapa de ensayo vivero y pasarían en la etapa de ensayos a campo. “Este plantín es cultivado y mantenido hasta cierta edad en el vivero, y luego se tiene que plantar en el campo para que comience a crecer y producir las hojas y ramas, que son las que después se van a cosechar para producir la yerba mate. Entonces, en este momento, nuestro enfoque inicial es mejorar la calidad del plantin y que tenga la capacidad de tener un mejor desarrollo en altura y raíz, para que una vez que sea trasplantado pueda soportar este cambio de vivero a campo”, comentó la investigadora.
La magister Mónica Otegui inició las investigaciones, y a lo largo del tiempo pasaron graduados y becarios. El equipo de especialistas de distintas disciplinas también está conformado por Pedro Zapata, Laura Villalba, Andrea Onetto, Julieta Cortese, Fermín Gortari, Ana Clara López, Adriana Alvarenga, Gisella Mallozzi, Lorena Castrillo y Gustavo Bich.
Mejorar toda la cadena
El uso de los fertilizantes químicos, el cultivo intensivo, la falta de rotación de los cultivos, la deforestación y las lluvias constantes son algunos de los factores que provocan la degradación del suelo para la cosecha. “Lo que tenemos que analizar es si estas bacterias producen no solamente un incremento en el tamaño de la planta sino que también mejoran la tierra, porque ellas, como producto de su metabolismo, producen ciertas sustancias que llevan a que este suelo recupere nutrientes”, comentó Laczeski.
En cierto sentido, la implementación de este biofertilizante posibilitaría el mejoramiento de toda la cadena de producción, explicó la investigadora: “Porque si el productor ya no tiene que utilizar fertilizantes químicos, que quizás pueden llegar a ser tóxicos, y puede utilizar este biofertilizante, estamos protegiendo esta etapa del eslabón productivo de la yerba mate, y también vamos a proteger al consumidor, porque vamos a asegurar que es un producto básicamente natural”.

Más información: https://www.youtube.com/channel/UC1bhBGSn8p0AEFMUhhV9lTg/feed
Fotografía: El Territorio

Claudia Sapa
claudia.sapa@campus.unam.edu.ar
Ana Victoria Espinoza y Claudia Sapa
Información Universitaria


Un envase inteligente que ‘avisa’ que un alimento puede estar en mal estado

Un envase inteligente que ‘avisa’ que un alimento puede estar en mal estado

Un equipo de científicos desarrolló un film para envasar alimentos que posee propiedades extraordinarias: se fabrica a partir de fuentes naturales renovables, es rápidamente biodegradable, económico y comestible. Y, por si fuera poco, retrasa la oxidación del contenido y avisa si la comida se deterioró.

Bacterias que ayudan a plantas para combatir hongos

Bacterias que ayudan a plantas para combatir hongos

En esta entrevista a Claudio Valverde, docente investigador que examina estrategias naturales para reducir la utilización de pesticidas. “Nuestros esfuerzos se concentran en trabajar con bacterias no modificadas genéticamente que exhiben capacidades para contrarrestar los efectos nocivos de los hongos, que habitualmente se combaten con pesticidas”, explica.

Invertebrados bentónicos como indicadores ambientales

Invertebrados bentónicos como indicadores ambientales

Se trata de organismos que viven en el fondo de grandes masas de agua, están en contacto con el sedimento y se los considera bioindicadores de contaminación acuática. Una investigación de la UNSE se propone analizar las condiciones ambientales a través de la presencia o ausencia de estos seres en el río Dulce. El trabajo busca sentar bases para el desarrollo de herramientas biológicas que resulten de interés en el monitoreo integral de los sistemas fluviales de Santiago del Estero.

Elaboran en Santa Fe un nuevo queso probiótico

Elaboran en Santa Fe un nuevo queso probiótico

Investigadores santafesinos desarrollaron una variedad del lácteo fresco de pasta hilada que posee bacterias beneficiosas para la salud.

Investigadores platenses buscan microorganismos para uso industrial en la Antártida

Investigadores platenses buscan microorganismos para uso industrial en la Antártida

Un equipo de investigadores de la facultad de la Ciencias Exactas realiza expediciones a la Antártida en búsqueda de microorganismos activos a bajas temperaturas con interés biotecnológico. En medio de un paisaje hostil y con temperaturas inferiores a los cero grados centígrados, los científicos salen a “cazar” organismos microscópicos capaces de producir enzimas para uso en la industria alimenticia.

Hoja de mandioca, potencian su valor forrajero

Hoja de mandioca, potencian su valor forrajero

Este estudio no tiene como protagonista a la raíz de la planta de mandioca, sobre la que mucho se ha escrito, sino que la atención de los investigadores está puesta en la hoja, en donde curiosamente la presencia de ciertos nutrientes la hacen óptima para ser utilizada como forraje. El proyecto apunta a generar conocimiento para dejar de desperdiciar las hojas de mandioca que no se utilizan en el campo y que guardan altos porcentajes de proteínas para la nutrición animal.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103