Enfermedad poco conocida que afecta a un número importante de pobladores rurales que se abastecen principalmente con agua subterránea. Se llama Hidroarsenicismo Crónico Regional Endémico y se adquiere tomando agua que contiene arsénico.

Un té para combatir el arsénico

Universidad Nacional de Córdoba - Facultad de Ciencias Médicas


En un experimento “in vitro”, científicos cordobeses lograron detener el efecto tóxico del arsénico con té de Jarilla, una especie autóctona ampliamente utilizada en medicina popular contra la fiebre. En Argentina, 4 millones de personas -en su mayoría pobladores rurales- padecen “Hacre”, una patología todavía sin tratamiento efectivo que se genera por el consumo de agua con ese metaloide, presente en el medioambiente y que contamina muchos acuíferos subterráneos.


Nueva técnica para determinar vestigios de mercurio y arsénico

Universidad Nacional de San Luis - Facultad de Química, Bioquímica y Farmacia


El bioquímico Nelson Hugo Ferrúa desarrolló un método que permite detectar ínfimas cantidades de mercurio y arsénico en muestras de interés biológico y ambiental, no determinables por medio de las técnicas convencionales. El desarrollo facilitará la realización de estudios poblacionales en grupos humanos expuestos y no expuestos y así obtener información para tomar medidas preventivas, teniendo en cuenta que San Luis es considerada Zona Hacre.


Arsénico en agua para consumo, logran bajarlo a niveles aceptables

Universidad Nacional de Salta - Facultad de Ingeniería


Investigadores de la Universidad Nacional de Salta lograron la disminución del arsénico en agua destinada a consumo en poblaciones aisladas del Noroeste Argentino. Un problema de mucha gravedad en la región, en particular para pueblos originarios y campesinos del norte y la puna salteña dado que el alto contenido de este elemento provoca malformaciones, enfermedades en la piel y oncológicas.


Método para filtrar el arsénico, un contaminante tan transparente como el agua

Universidad Nacional de Santiago del Estero - Facultad de Ciencias Exactas y Tecnológicas


En Santiago del Estero existen más de dos millones de personas en riesgo de consumir, o que consumen, agua con contenido de arsénico por encima del límite permitido. Las poblaciones rurales son las más afectadas porque beben agua subterránea contaminada con este elemento químico. Investigadores trabajan en el desarrollo de un método para la filtración del agua, mediante el cual el arsénico queda retenido y excluido del líquido.


Arsénico en agua para consumo humano

Universidad Nacional de Santiago del Estero - Facultad de Agronomía y Agroindustrias


La doctora Clara López Pasquali de Araya, investigadora y docente, trabaja sobre una problemática que aqueja a los pobladores del interior: la presencia de arsénico en el agua de consumo humano. En esta entrevista con InfoUniversidades la investigadora afirma que en Argentina la contaminación con arsénico es grave, y cuenta las diversas formas en que, con un equipo interdisciplinario, lleva adelante un plan de concientización para los pobladores de la zona.


San Luis: investigan contaminación por cadmio y arsénico en la producción de soja

Universidad Nacional de San Luis - Facultad de Química, Bioquímica y Farmacia


Desde 2003, un equipo interdisciplinario de investigadores estudia cómo influye la contaminación por cadmio y arsénico sobre la producción de soja. Sus conclusiones indican que la planta reacciona activando sus mecanismos de defensa antioxidante frente al estrés oxidativo, y produce variaciones en los niveles y calidad de lípidos, proteínas, pigmentos y ácidos nucleicos, lo que puede generar alteraciones en la salud humana.


Canal de videos 103