Los escorpiones, son también llamados “alacranes”, pertenecen al grupo de los Arácnidos.

Un ingenioso método para combatir los alacranes: enfermarlos con parásitos

Universidad Nacional de Córdoba - Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales


En ensayos de laboratorio, investigadores prueban el efecto letal que desencadena un tipo especial de parásitos al ingresar al cuerpo del Tityus trivittatus, el escorpión más peligroso de Argentina. Sucede que el parásito deposita bacterias y éstas, a su vez, liberan una toxina fatal. Los primeros resultados son alentadores. Con este sistema de control biológico, el 80% de los alacranes expuestos durante seis días a estos nematodos falleció. El desafío a futuro es llevar el experimento a escala doméstica. En Córdoba, las picaduras de escorpiones produjeron en el año 2017, 1.134 envenenamientos.


Mapa de escorpionismo en la ciudad de Córdoba

Universidad Nacional de Córdoba - Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales


El Centro de Zoología Aplicada identificó los barrios de la capital provincial donde se encontró la mayor cantidad de alacranes. Desde 1994, este ámbito universitario de investigación analizó más de 1.100 especimenes, procedentes de las distintas zonas de la urbe mediterránea y de localidades del interior. Años atrás, el volumen de veneno extraído de los ejemplares colaboró con la producción de las dosis de antiveneno necesarias para todo el país.


Escorpiones y arañas: su riesgo para la población

Universidad Nacional del Sur - Departamento de Biología, Bioquímica y Farmacia


Desde las vistosas arañas de jardín, que forman telarañas regulares y son prácticamente inofensivas, las muy temidas arañas “pollito”, pequeñas y de atractivos colores, la “araña de los rincones”, cuyo veneno tiene acción local y produce muerte celular, hasta la viuda negra, cuya picadura afecta al sistema nervioso, la peligrosidad de arañas y escorpiones depende de muchos factores, entre otros, los componentes de sus venenos y sus aparatos inyectores. Dos investigadoras dedicadas a clasificarlos, ayudan a reconocerlas y establecer su peligrosidad.


“Un niño fallecido por la picadura de un alacrán es mucho más que un número en los registros”

Universidad Nacional de Catamarca - Facultad de Ciencias Exactas y Naturales


Científicos desarrollan una investigación para hacer frente a la proliferación de escorpiones. En 2007, en Catamarca se registraron 812 accidentes, en tanto que en lo que va de 2008, ya suman 308. El grupo etario en el que se observó la mayor cantidad de casos fue en el de los niños menores de 14 años, que representó el 33,74% el último año y el 21,75% en lo que va del corriente.


Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103