Aceite para transformadores biodegradable y sin PCB

Universidad Nacional del Litoral - Facultad de Ingeniería Química

03 de Junio de 2013 | 3 ′ 51 ′′


Aceite para transformadores biodegradable y sin PCB


El objetivo de los investigadores es reemplazar un derivado del petróleo por un aceite vegetal que presente las mismas características de aislación eléctrica y disipación de calor. A diferencia de los tradicionales, no requiere de aditivos peligrosos y está elaborado a base de aceite de soja. Los investigadores trabajan, además, en el diseño de una planta piloto para procesar distintos tipos de aceites vegetales.

Desde hace décadas, los transformadores eléctricos generan temor en la población, a causa de uno de los aditivos que se incorporan a los fluidos aislantes. Se trata del PCB, uno de los contaminantes clasificados como “más nocivos” por las Naciones Unidas que comenzó a utilizarse para reducir el riesgo de fuego que presentaban los transformadores debido al uso y durante su construcción. Científicos del Instituto de Investigaciones en Catálisis y Petroquímica (INCAPE) diseñaron un proceso para obtener un sustituto de los aceites derivados del petróleo a partir de un aceite vegetal.

Además de reducir el consumo de petróleo, el desarrollo innovador permite evitar completamente el uso de PCB ya que “por sus características, tiene un punto de ignición sumamente elevado que no demanda ningún tipo de agregado”, explicó a Argentina Investiga Juan Carlos Yori, investigador del Conicet y docente de la FIQ.

Además, el nuevo aceite presenta otro beneficio ambiental: es biodegradable porque proviene de una materia prima vegetal como es el aceite de soja. “Nos enfocamos en aprovechar la producción regional en una provincia eminentemente agroexportadora. Este proceso agrega valor a la línea de comercialización”, destacó Yori.

Hasta el momento, los investigadores lograron producir unos 100 litros de aceite en los laboratorios del Instituto. Ahora, se ensaya su funcionamiento en un transformador de potencia del tendido santafesino. “En la actualidad, se trabaja en el diseño de una planta piloto que puede procesar distintos aceites vegetales como colza, girasol o maní y generar unos 2.000 litros diarios”, afirmó.

Cómo se hace

Para transformar un aceite vegetal refinado -como el que normalmente se encuentra en cualquier cocina- en un aislante eléctrico y refrigerante, es necesario complementar procesos químicos y físicos. “Se coloca el aceite en un reactor químico, donde es sometido a un proceso de hidrogenación hasta un cierto grado y requiere del uso de un catalizador”, puntualizó Gerardo Torres, miembro del equipo de investigación. “La razón fundamental para hacer ese proceso de hidrogenación es que, normalmente, los aceites vegetales presentan una baja resistencia a la oxidación, es decir, tienden a enranciarse en contacto con el aire”, subrayó Yori.

A la salida del reactor se obtiene una mezcla de aceite y catalizador que debe ser filtrada y, para ello, se dispone de un sistema de filtros. Luego, se separa un subproducto sólido, que es una sustancia tipo margarina -la estearina- de aplicación en la industria alimentaria. Finalmente, el aceite se seca para reducir el contenido de agua. “Esto es importante a los fines de mejorar su rigidez dieléctrica, es decir, su capacidad de aislante eléctrico”, remarcó Yori.

Innovación verde

El desafío fue planteado por una empresa santafesina que pensó el desarrollo e invitó a la Universidad y a los científicos del INCAPE para colaborar en el proceso. Como resultado, ambos comparten los derechos de la patente presentada. “A nivel internacional, esto es algo que está empezando. Y es de esperar que, tanto a nivel provincial como nacional, se establezcan legislaciones que propicien el reemplazo gradual de los aceites dieléctricos en uso por estos aceites, obtenidos a partir de procesos ecosustentables como el desarrollado”, indicó Yori.


Priscila Fernández - Comunicación científica UNL


Evalúan el progreso económico en base a un nuevo índice

Evalúan el progreso económico en base a un nuevo índice

La unidad de análisis “Vector de competitividad” fue creada por un grupo de investigadores de la Facultad de Ingeniería, tomando en cuenta variables como el valor añadido, el grado de competitividad y la productividad. “Este índice muestra el progreso industrial sobre un sector, lo que nos permite entender el comportamiento de la economía”, explicó Ricardo Amé.

En las características del suelo buscan el origen de las inundaciones rurales en Córdoba

En las características del suelo buscan el origen de las inundaciones rurales en Córdoba

Una investigación sobre cómo afecta a la producción la presencia de suelos sódicos propone comprender el motivo de las últimas anegaciones en terrenos rurales de la Provincia. El trabajo, dirigido por Elena Bonadeo, permitirá tomar decisiones sobre qué cultivar en estas zonas y cómo aumentar la productividad.

Un estudiante creó la primera parrilla descartable del mundo

Un estudiante creó la primera parrilla descartable del mundo

Dicen que no existe nada más argentino que disfrutar de un asado con amigos, y desde ahora ese ritual es posible en cualquier lugar y de manera práctica, económica y ecológica. Emmanuel Scianca, un joven estudiante de la carrera de Diseño Industrial de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata, creó “Tu Punto”, la primera parrilla portátil, descartable y biodegradable del mundo.

Semillas de girasol, mejoran su producción a partir de desecantes

Semillas de girasol, mejoran su producción a partir de desecantes

Investigadores de la Facultad de Ciencias Agrarias estudian nuevas tecnologías que permitan utilizar los desecantes de manera responsable. El trabajo, que se centra en el girasol, tiene como objetivo aumentar la capacidad de realizar cultivos en contraestación y partió de la inquietud de pequeños productores semilleros quienes le plantearon a la Facultad la posibilidad del uso de químicos para aumentar la producción.

Desarrollan un aceite saludable único en el país

Desarrollan un aceite saludable único en el país

Investigadores santafesinos diseñaron óleos de girasol y de soja similares en aspecto y sabor a los demás, pero con una gran diferencia: contienen menos triglicéridos y, por lo tanto, engordan menos. Para su obtención, los especialistas sometieron los aceites a un tratamiento llamado Glicerólisis, a partir del cual se emplea glicerina que convierte en forma parcial al triglicérido original en un diglicérido.

Control biológico, cómo atacar las plagas sin dañar el medio ambiente

Control biológico, cómo atacar las plagas sin dañar el medio ambiente

Investigadores analizan la introducción de enemigos naturales de las plagas para reducir los daños que estos organismos ocasionan en los cultivos. El conocimiento generado permitiría disminuir el uso de pesticidas empleados por parte de los productores agropecuarios y, de esta manera, contribuir a resguardar los sistemas agrícolas.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103

Palabras Claves