Aditivos nutricionales para reducir la contaminación en porcinos

Universidad Nacional de Río Cuarto - Facultad de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales

29 de Diciembre de 2014 | 5 ′ 46 ′′


Aditivos nutricionales para reducir la contaminación en porcinos


Argentina es el quinto productor de carne de cerdo a nivel mundial. Para el logro de un rendimiento óptimo en la producción, la contaminación de los alimentos para los animales con hongos y micotoxinas constituye un obstáculo. Es por esto que una investigación aportó nuevos conocimientos vinculados a la producción de aditivos nutricionales para reducir los efectos nocivos en porcinos, causados por la ingesta de alimentos contaminados.

Según la microbióloga y doctora en Ciencias Biológicas, Carina Pereyra, del departamento de Microbiología e Inmunología de la Facultad de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales de la Universidad Nacional de Río Cuarto, el principal objetivo del estudio fue estudiar la incidencia de hongos y micotoxinas en alimentos destinados a la producción porcina y ensayar métodos de prevención de las micotoxicosis, dado que “los alimentos balanceados destinados a cerdas en diferentes etapas de reproducción y a cerdos en diferentes etapas de crecimiento poseen un grado de micotoxicidad que puede afectar no sólo los parámetros productivos, sino también la salud de los animales”, explicó la especialista a Argentina Investiga.

El estudio concluyó que los adsorbentes de origen biológico son promisorios en su aplicación como aditivos para la detoxificación de micotoxinas en los alimentos destinados a la producción porcina.

La investigación adquiere especial trascendencia si se considera que la producción porcina es de gran importancia para el mundo. “En los últimos 30 años el consumo de carne de cerdo evolucionó en proporción con el crecimiento de la población mundial”, indicó Pereyra, y agregó que “Argentina ocupa un lugar importante en el mundo como país ganadero, ya que produce el 5% de la faena mundial, ubicándose en el quinto lugar, luego de Estados Unidos, Brasil, China y Rusia”. Vale destacar que el consumo interno de carne de cerdo en Argentina se ha incrementado considerablemente en los últimos años.

En los sistemas de producción porcina de Argentina la alimentación representa la mayor parte del costo total de la producción; por tal motivo, adquiere especial importancia el conocimiento científico vinculado a la nutrición animal. Si bien los avances en las prácticas del manejo y el uso de programas mejorados de genética y vacunaciones impulsaron el rendimiento porcino hasta alcanzar niveles récord de eficiencia, “la contaminación de los alimentos con hongos y micotoxinas es aún un obstáculo para la obtención del rendimiento óptimo”, señaló Pereyra.

La enorme cantidad de brotes de contaminación de los productos agrícolas con micotoxinas motivó que investigadores de todo el mundo desarrollen métodos para su prevención y detoxificación.

En este marco y con el fin de reducir el riesgo de contaminación con las micotoxinas y minimizar sus efectos en los alimentos para animales, Pereyra, junto a investigadores locales, ensayaron diferentes métodos de detoxificación mediante la utilización de adsorbentes de origen biológico, como paredes celulares de levaduras de Saccharomyces cerevisiae y conidios muertos de Aspergillus negros.

“Ambas estructuras fueron ensayadas para determinar la capacidad de adsorber las dos micotoxinas encontradas en los alimentos en altos niveles: zearalenona (la cual actúa alterando el sistema reproductor de los animales) y aflatoxina B1 (que es altamente tóxica y produce efectos deletéreos sobre el hígado, el sistema inmune, además puede llegar a ser carcinogénica y teratogénica en altas concentraciones), disminuyendo, de esa forma, la productividad animal”, explicó Pereyra.

Los ensayos demostraron que ambas estructuras adsorben en forma in vitro las 2 micotoxinas estudiadas. Para el ensayo in vitro, se trató de simular las condiciones gastrointestinales del cerdo. Además, se estudió la capacidad de adsorción a pH 2 y pH 6, simulando el fluido gástrico e intestinal, respectivamente, y a 37ºC, durante 30 minutos, para simular la temperatura corporal del animal y el tiempo en que tardaría en digerir el alimento contaminado con la micotoxina.

“El estudio concluyó que los adsorbentes de origen biológico son promisorios en su aplicación como aditivos para la detoxificación de micotoxinas en los alimentos destinados a la producción porcina”, expresó la microbióloga.

La investigadora remarcó que, si bien los resultados fueron relevantes ya que ambas estructuras adsorbieron cantidades significativas de aflatoxina B1 y zearalenona, en un futuro deberían realizarse ensayos in vivo para disminuir los efectos de estas micotoxinas a nivel de campo, donde estas estructuras deberían agregarse al alimento contaminado con micotoxinas en forma de polvo.

“Es importante destacar que si bien existen estudios de adsorción a partir del uso de paredes de levaduras, éste es el primer trabajo a nivel mundial donde se muestra la capacidad de adsorción de micotoxinas con el empleo de conidios muertos”, expresó Pereyra, y concluyó: “A partir de los resultados obtenidos de esta tesis doctoral se desprenden futuras líneas de investigación que tienden a prevenir y controlar la presencia de micotoxinas en la alimentación animal”.

Estudio

La investigación formó parte de la tesis de Carina Maricel Pereyra, correspondiente al Doctorado en Ciencias Biológicas que dicta la Facultad de Ciencias Exactas, dirigida por la doctora Ana María Dalcero, docente de la UNRC.

Durante el estudio se analizaron 40 muestras de materias primas (maíz, soja, afrechillo de trigo y pellet de soja) utilizadas para la elaboración de alimentos balanceados y 80 muestras de alimentos balanceados destinados a la producción porcina. Todas las materias primas y los alimentos provinieron de dos granjas de la provincia de Buenos Aires.

Alberto Ferreyra
prensa@rec.unrc.edu.ar
Fredy Dutra
Departamento de Prensa y Difusión


Aportes de la ciencia en la fabricación de cerveza artesanal

Aportes de la ciencia en la fabricación de cerveza artesanal

Un grupo de investigadores desarrolla un proyecto para la reutilización de los desechos en la elaboración de la cerveza artesanal y evitar la presencia de organismos contaminantes en el medio ambiente.

Aportes para optimizar la producción de bioetanol

Aportes para optimizar la producción de bioetanol

Un estudio demuestra que a partir del empleo de enzimas y levaduras inmovilizadas se generan múltiples mejoras en la generación de bioetanol, lo que posibilita reducir costos sin tener que generar cambios radicales en el proceso de producción.

Bacterias que ayudan a plantas para combatir hongos

Bacterias que ayudan a plantas para combatir hongos

En esta entrevista a Claudio Valverde, docente investigador que examina estrategias naturales para reducir la utilización de pesticidas. “Nuestros esfuerzos se concentran en trabajar con bacterias no modificadas genéticamente que exhiben capacidades para contrarrestar los efectos nocivos de los hongos, que habitualmente se combaten con pesticidas”, explica.

Extractos de lisianthus para combatir hongos del durazno

Extractos de lisianthus para combatir hongos del durazno

Investigadores de Esperanza utilizan un destilado de flores azules de Eustoma grandiflorum. Se trata de una flor de gran importancia económica por su uso en ornamentación, pero los especialistas estiman que puede tener valor agregado por su actividad biológica contra un hongo que es patógeno de frutas y puede ser una alternativa a los antifúngicos de síntesis química.

Brócolis fortificados para ayudar a prevenir enfermedades

Brócolis fortificados para ayudar a prevenir enfermedades

Es la hortaliza acumuladora de selenio por excelencia, por eso investigadores de Esperanza trabajan en su biofortificación. El selenio es un elemento químico involucrado en el mecanismo de detoxificación de radicales libres y tiene efecto antioxidante, por eso se presume que hay una relación directa entre la falta de selenio, las enfermedades cardiovasculares y el desarrollo de cáncer.

Control biológico, cómo atacar las plagas sin dañar el medio ambiente

Control biológico, cómo atacar las plagas sin dañar el medio ambiente

Investigadores analizan la introducción de enemigos naturales de las plagas para reducir los daños que estos organismos ocasionan en los cultivos. El conocimiento generado permitiría disminuir el uso de pesticidas empleados por parte de los productores agropecuarios y, de esta manera, contribuir a resguardar los sistemas agrícolas.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103