Ciencia y geopolítica en el Mar Argentino

Universidad Nacional del Sur - Departamento de Geografía

29 de Febrero de 2016 | 5 ′ 50 ′′


Ciencia y geopolítica en el Mar Argentino


Durante ocho días científicos del Instituto Argentino de Oceanografía (IADO) navegaron junto a una dotación de la Prefectura Naval Argentina en el “Bernardo Houssay”, el motovelero oceanográfico de esa fuerza. Realizaron muestreos oceanográficos, químicos, de pesca, biológicos, biogeoquímicos, isotópicos y microbiológicos a lo largo de 36 estaciones de trabajo.

Once científicos del IADO y la UNS, y 25 miembros de la Prefectura Naval realizaron una campaña oceanográfica desde la zona de “El Rincón”, al sur de la provincia de Buenos Aires, hasta el norte de la Patagonia, y desde la costa hasta el talud continental. Realizaron una nueva campaña oceanográfica para obtener datos y reafirmar la soberanía argentina en el Atlántico Sur.

“La importancia de los estudios de este tipo radica en que el conocimiento científico de este extenso territorio hace a cuestiones de soberanía, logísticas -por la navegación militar, civil y comercial- tanto superficial como submarina, los accesos a puertos, la instalación de estructuras, los dragados, la explotación y la protección de los recursos naturales, el conocimiento del lecho marino, de las corrientes, y mucho más”, explica a Argentina Investiga el doctor Jorge Marcovecchio, investigador superior del Conicet y jefe científico de la expedición.

“Esta campaña fue posible gracias a la excelente cooperación entre Prefectura Naval y el IADO, y a la iniciativa estratégica Mar Argentino que incluye actividades de exploración y conservación; de innovación tecnológica, y de divulgación científica dirigida al público en general.">Pampa Azul del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, cuyo objetivo es contribuir a profundizar el conocimiento científico para la conservación y el manejo de los recursos naturales; promover innovaciones tecnológicas aplicables al desarrollo de las industrias vinculadas al mar con una perspectiva sustentable; a fortalecer la conciencia marítima de la sociedad argentina; y a respaldar con información y presencia científica la soberanía de nuestro país en el área del Atlántico Sur”, agregó el doctor Rubén Lara, director del IADO. Pampa Azul es una iniciativa a partir de la cual se desarrollan investigaciones en el Mar Argentino.

“Hacer ciencia en el mar también significa decir a todos los interesados ‘aquí estamos, no vengan por nuestros recursos porque nosotros estamos estudiando dónde están y como cuidarlos si es necesario’”, señaló Marcovecchio.

“Pampa Azul es un nombre muy bien puesto: así como la Pampa fue la fuente de riqueza del país a lo largo de nuestra historia, ahora se busca crear conciencia sobre esa ‘otra pampa’ que también puede ser una fuente enorme de recursos económicos, científicos, etcétera”, explica. “Por primera vez tenemos una iniciativa a diez años renovable por otros diez, es decir, que se piensa en la ciencia a largo plazo fuera del marco de un gobierno o iniciativas aisladas. Todos esperamos que iniciativas como Pampa Azul se mantengan, porque obtener información en la oceanografía es caro, difícil y hasta incómodo -bromea- y si no hay recursos para lograr los datos, no hay avances científicos posibles”, dice el científico.

Más allá de la ciencia, grafica la importancia de estas investigaciones: “Poniendo sólo un ejemplo muy reduccionista: si sabemos con qué carga de nutrientes viene la corriente de Malvinas desde la Antártida cada año, eso nos puede dar una estimación concreta de cuánta anchoíta podrá haber y, por lo tanto, cuánta merluza y cuánto calamar para pescar, y eso significa mucho dinero”.

La campaña fue en el “Houssay”, el buque científico que más millas ha navegado en el mundo y que se encuentra a flote. Fue construido en Dinamarca para la Woods Hole Oceanographic Institution (WHOI) de Estados Unidos gracias a un subsidio de la Rockefeller Foundation. Botado y bautizado “Atlantis” en 1931, sirvió en 300 campañas oceanográficas por los mares del planeta. Fue el buque que sirvió de plataforma para poder determinar la teoría de deriva de los continentes, quizás uno de los mayores logros científicos de la primera mitad del siglo XX.

En 1967 el navío fue adquirido simbólicamente por el primer presidente del Conicet, doctor Bernardo Houssay, para dedicarlo a la investigación oceanográfica en Argentina. Allí fue rebautizado como “Austral”. Hasta entonces tenía más de 1.300.000 millas navegadas. Luego de 30 años de prestar servicios al Conicet fue transferido a la Prefectura, que realizó un profundo proceso de restauración durante casi diez años y lo rebautizó como “Dr. Bernardo Houssay”, equipándolo con tecnología náutica y científica de última generación.

Parado en la propia cubierta del barco, y recordando sus más de 40 campañas oceanográficas en este y otros navíos, Marcovecchio explica: “Los investigadores usamos el barco como plataforma para obtener muestras que luego son trabajadas en los laboratorios y generan conocimiento que se utiliza en publicaciones científicas, presentaciones a congresos, clases de grado y de posgrado, charlas de divulgación, decisiones de políticas públicas, explotación económica o preservación ambiental, entre otras. Lo que hizo la Prefectura es invalorable: no sólo recuperó totalmente un barco que estaba casi desguazado sino que lo hizo con tecnología de punta. Incluso nos ha consultado varias veces qué modificaríamos para hacer mejor nuestro trabajo, y luego han realizado esos cambios”.

Desde la fuerza naval, el capitán del “Houssay”, prefecto principal José dos Santos explica que “para la Prefectura es un orgullo tener este velero totalmente operativo aportando al conocimiento del mar argentino. Nuestras expectativas son muy amplias porque nosotros también tenemos proyectos de investigación, y los trabajos que vamos a realizar con los Institutos son compartidos con los científicos que tiene la Prefectura”.

Marcelo C. Tedesco
prensa@uns.edu.ar
Marcelo Tedesco
Dirección de Prensa y Ceremonial


Aportes microbiológicos para mejorar la producción de plantas aromáticas

Aportes microbiológicos para mejorar la producción de plantas aromáticas

Un estudio permitió determinar que rizobacterias promotoras del crecimiento vegetal (PGPR) pueden ser utilizadas para mejorar la producción de plantas aromáticas. Además podrían utilizarse para la generación de bioinoculantes.

Proyecto Pampa Azul: “Conocemos mejor la superficie de Marte que el fondo de los océanos”

Proyecto Pampa Azul: “Conocemos mejor la superficie de Marte que el fondo de los océanos”

La frase pertenece a Ricardo Sahade, biólogo y coordinador científico de una de las primeras misiones de Pampa Azul, el proyecto a largo plazo que Argentina puso en marcha para conocer en profundidad su espacio marítimo. Durante los próximos 10 años, distintas embarcaciones viajarán para estudiar el mar en 5 áreas estratégicas. Llevarán instrumentos sofisticados como vehículos operados a control remoto, que permiten tomar muestras sin agredir a los ecosistemas marinos.

Hallan alto contenido de materia orgánica en el Golfo San Jorge

Hallan alto contenido de materia orgánica en el Golfo San Jorge

Investigadores de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco participaron de la primera campaña del buque canadiense de oceanografía Coriolis II. Los investigadores se abocaron a determinar las zonas dentro del Golfo San Jorge con una alta diversidad biológica y sus características. La investigación responde a la necesidad de evaluar los cambios en el ecosistema marino dada la tendencia a la expansión de la explotación de hidrocarburos off-shore.

Productos forestales no madereros, la importancia de su conservación

Productos forestales no madereros, la importancia de su conservación

Los ecosistemas forestales son degradados a causa de la incorrecta intervención del ser humano en la explotación de sus recursos. Por muchas décadas, el sector forestal industrial llevó adelante una explotación selectiva que, además del casi extermino de la especie explotada, degradó la mayoría de los otros componentes naturales del sistema. Es por esto que un equipo de investigadores busca revalorizar el monte santiagueño.

La politización de la ecología

La politización de la ecología

El profesor universitario Osvaldo Prieto investiga la politización del medio ambiente en la región y la presencia de las fuerzas ambientalistas. Asegura que hay que generar nuevas formas de producción y de convivencia con la naturaleza y que en América latina, las fuerzas políticas ambientalistas se desarrollaron a partir de que la pobreza es, paradójicamente, el resultado de la riqueza de la tierra.

Garantizar la biodiversidad, crucial para la supervivencia

Garantizar la biodiversidad, crucial para la supervivencia

Para atender una demanda de alimentos creciente es impostergable una producción sustentable. El doctor Mariano Merino, especialista en Ecología general y evolutiva, señaló la necesidad de “promover una conciencia que vaya más allá del alambrado” y remarcó la importancia de los bancos genéticos que se ocupan de la conservación de los recursos de especies de importancia.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103