“Hay que reconstruir los vínculos entre maestros y estudiantes”

Universidad Nacional de Santiago del Estero - Facultad de Humanidades, Cs. Sociales y de la Salud

28 de Septiembre de 2009 |


“Hay que reconstruir los vínculos entre maestros y estudiantes”


Alberto Tasso es licenciado en Sociología y doctor en Historia, investigador del CONICET, escritor y poeta; asimismo, integra la comisión organizadora del Encuentro de Jóvenes Investigadores de Santiago del Estero y dirige la Biblioteca Popular Amalio Olmos. En diálogo con InfoUniversidades, el investigador reflexionó acerca de la pérdida de legitimidad de la educación y lo que debe hacerse para evitarla. Insiste en que el reconocimiento social de las instituciones y sus agentes no está agotado, sino que aún son palancas de transformación social, mejoramiento y desarrollo.

El Dr. Alberto Tasso es licenciado en Sociología y doctor en Historia, profesor de esta universidad e investigador del CONICET, escritor y poeta; asimismo, integra la comisión organizadora del Encuentro de Jóvenes Investigadores de Santiago del Estero y dirige la Biblioteca Popular Amalio Olmos Castro; toda una figura de la cultura santiagueña que, a través de InfoUniversidades, nos brinda sus ideas y conocimientos.

-¿Cree que la educación como institución social está deslegitimada?
-Creo que no está tan deslegitimada. La educación sigue gozando de un reconocimiento social como una palanca de transformación social, de mejoramiento social, de crecimiento, una verdadera palanca del desarrollo. Sin embargo, en escala de décadas, se observa un deterioro del lugar social de los educadores y de las instituciones educativas, que parecen agotadas, con escasa capacidad de respuesta a los cambios sociales. La tarea consiste en reinventar los modelos, reconstruir los vínculos entre maestros y estudiantes.

-¿Cómo cree que se puede lograr una mayor igualdad de oportunidades para acceder a la educación superior?
-La universidad pública, gratuita, debe hacer un esfuerzo ampliando su cartera de ofertas de capacitación y hasta conceder becas para sostener al estudiante si lo merece y lo necesita. Hay que pensar siempre desde la base de la pirámide demográfica.

-Usted forma parte de la comisión organizadora del Encuentro de Jóvenes Investigadores de Santiago del Estero, ¿cree que los jóvenes se sienten parte de la sociedad para cambiarla?
-El proyecto del desarrollo del talento en el cual inscribo el tema de los jóvenes investigadores es crucial en la reproducción de todo sistema. Un sistema social se alimenta de la fluidez de élites que circulan. Con estos encuentros, que ya son ocho, hemos aprendido que es buena la puesta en común, que complementa la labor un tanto solitaria del investigador. Se busca que ellos se muestren y, por otra parte, deseamos reforzar la idea del aprendizaje y la formación. Asimismo, se apunta a que las vocaciones investigativas puedan ser alentadas y que las vean como un trabajo, la realización legítima del vivir, mediante la formación orientada al saber. Saber para intervenir, saber para actuar. Lo dijo Augusto Comte: saber para proveer. En este sentido, se persigue la finalidad de poder anticiparnos a lo que sucede.

-¿Cree que el joven tiene el mismo interés que en tiempos pasados por realizarse profesionalmente?
-Hay mucho escepticismo. En mi generación se iba a la universidad con cierta expectativa. Ahora se va con cierta sospecha. Esto es parte de la deslegitimación de las instituciones en general; no sólo pasa en la educación sino también en otras áreas. Entonces, algo importante para ubicarnos como docentes e investigadores es que no hay que pensar que el interés de lo que enseñamos está creado de antes. Por eso, parte de nuestra tarea es motivar y reforzar los centros de interés, ya que creo que el conjunto de las ciencias nos provee de una herramienta útil para vivir.

-¿Qué consejos daría a los jóvenes que están empezando una carrera universitaria?
-Primero que averigüen las múltiples carreras que hay. Que visiten bibliotecas, hagan entrevistas y se formen su propia idea. Luego que se examinen a sí mismos, ya que la elección de la carrera no debe ser impuesta.

-¿Por qué afirma esto?
-Es que de otra manera una disciplina no puede ser ejercida como un ministerio. Esto significa representar a otro. Por ejemplo, el educador representa a otros que son los libros y sus autores, frases, ideas, teorías, vidas.

-¿Entonces opina que se debería reforzar la iniciativa de los jóvenes para generarles ganas de estudiar y de investigar?
-La educación consiste en postergar las satisfacciones. Es decir, yo me privo de algo que puedo generar hoy porque voy a estudiar. Esto hasta el día de la titulación porque sé que mejorará el ingreso económico. Ésta es la confianza que se tiene en la educación. Por otra parte, ésta también amplía la mirada de los problemas que nos permite situarnos como actores sociales. Ahí es cuando la veo como una palanca de crecimiento, en el mundo íntimo de cada persona.
En cuanto a lo investigativo, creo que los que se dedican a Ciencia y Técnica son, quizá, no más del 5% de la población. Tenemos que multiplicar la tarea de difusión porque sabemos que hay talentos que se desaprovechan. Para captarlos es indispensable buscar realizar una especie de amplificación de lo que se realiza en este ámbito. Vemos a los jóvenes como innovadores, investigadores, creadores, pero aún no tenemos un manual adecuado a su bolsillo y su lenguaje.


María Gracia Fiorentino, Técnica Universitaria en Comunicación Social


La didáctica de las cátedras universitarias bajo análisis

La didáctica de las cátedras universitarias bajo análisis

Una investigadora de la Universidad Nacional del Sur publicó un libro, fruto de su doctorado, que representa una novedad en el abordaje pedagógico de la educación superior. La autora plantea para su análisis diferentes estilos de enseñanza que van desde la “transmisión resistida” hasta la “regulación transformadora”, entre otros, para dar cuenta de la singularidad y diversidad de los modos de la didáctica universitaria.

Internacionalización de la educación superior, la experiencia del IUNIR

Internacionalización de la educación superior, la experiencia del IUNIR

El Rector del Instituto Universitario Italiano de Rosario compartió la experiencia enriquecedora de las relaciones internacionales para la mejora educativa. Este proceso se concretó a partir de la creación del Área de Relaciones Internacionales del IUNIR que permitió realizar 42 convenios internacionales, y más de 100 rotaciones en el extranjero de estudiantes de grado y graduados, entre otros logros.

Producción caprina: innovador proyecto para imprimirle valor agregado

Producción caprina: innovador proyecto para imprimirle valor agregado

Santiago del Estero se considera la primera provincia productora de ganado caprino del país, con un total de 706.668 cabezas (CNA 2008). Esta actividad es desarrollada por pequeños productores como economía de subsistencia. Para imprimirle valor agregado, investigadores desarrollaron un cultivo de bacterias para la obtención de salamines de alta calidad higiénica y sensorial. De esta manera aprovechan la carne de cabras maduras, que ya no son utilizadas para su consumo directo.

Derechos en la educación, investigación y políticas públicas

Derechos en la educación, investigación y políticas públicas

Un proyecto de tres universidades argentinas y una uruguaya se dedica a estudiar experiencias de enseñanza que potencien la formación docente, con el propósito de favorecer procesos de inclusión educativa. Los investigadores consideran que “la extensión de derechos en la educación debe ser acompañada de investigaciones que aporten a la definición de políticas públicas”.

Arte y experiencia

Arte y experiencia

Un proyecto de investigación trabaja la vinculación de la práctica docente con la experiencia del profesional y la necesidad de actualización continua. El análisis de las prácticas cotidianas en el ámbito académico inserto en el contexto educativo es uno de los objetivos del trabajo que apunta a comprender cómo se articulan la práctica artística y la práctica docente.

La detección precoz de trastornos del desarrollo infantil en el entorno familiar

La detección precoz de trastornos del desarrollo infantil en el entorno familiar

Investigadores analizan casos de trastorno del desarrollo infantil detectados en el entorno familiar en forma precoz. El estudio se lleva a cabo a partir de los casos que se presentan en el Servicio de Atención Temprana del Desarrollo (SAT) que funciona en el Centro Provincial de Salud Infantil (CePSI) “Eva Perón” de Santiago del Estero. Los objetivos del estudio se orientan a la detección temprana de los signos de alarma que puedan resultar en una forma de pre-diagnosis.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103