Identifican el origen de los rayos cósmicos

Universidad Nacional de La Plata - Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas

28 de Mayo de 2009 |


Identifican el origen de los rayos cósmicos


Desde que fueron descubiertos, los rayos cósmicos desafiaron la imaginación de los científicos. Ahora, un grupo de investigadores de la UNLP identificó su misterioso origen. El descubrimiento se realizó en el Observatorio Pierre Auger, el más grande jamás construido, ubicado en Malargüe, provincia de Mendoza. El avance hecho allí abre una nueva era en la observación del Universo.

Por primera vez se logró relacionar el origen de los rayos cósmicos de mayor energía con violentos agujeros negros. Ocurrió en Malargüe, Mendoza. Allí, sobre una extensa planicie, se encuentra el Observatorio Pierre Auger. En el lugar, científicos de la Universidad Nacional de La Plata protagonizaron este descubrimiento que marca el nacimiento de la astronomía de los rayos cósmicos. Recordemos que los agujeros negros son regiones del espacio-tiempo con gran concentración de masa en su interior, lo que provoca un campo gravitatorio tal que ninguna partícula material puede escapar de ellos.

Los rayos cósmicos son partículas subatómicas -es decir, más pequeñas que un átomo- que llegan a la Tierra desde el espacio con un nivel de energía superior y que, al entrar en contacto con la atmósfera de la Tierra, chocan con moléculas de aire y crean una cascada de partículas secundarias. Después de décadas de especulaciones e investigación, los especialistas lograron relacionar el origen de estas misteriosas partículas con las galaxias cercanas que poseen núcleos activos.

La mayoría de estas galaxias tienen agujeros negros en el centro que atraen y devoran gas, polvo y todo tipo de materia, y lanzan una cantidad asombrosa de partículas y energía al cosmos. El Observatorio Pierre Auger ya registró casi un millón de cascadas de rayos cósmicos, pero sólo los menos frecuentes de ellos, los de mayor energía, llegan a la Tierra sin ser desviados.

Los científicos instalados en Mendoza sólo registraron hasta la fecha 81 rayos cósmicos con energías altas. Los datos indican que estas partículas súper energéticas llegan en el rango de una por kilómetro cuadrado por siglo. La mayor parte de los rayos cósmicos son de energías pequeñas y, por lo tanto, son desviados por los campos magnéticos que atraviesan el espacio interestelar e intergaláctico, lo que impide identificar sus fuentes.

Un espacio prestigioso de investigación

En el laboratorio Pierre Auger, científicos de 17 países lograron detectar estas partículas especiales que, a causa de su mayor energía, llegan a la Tierra sin ser desviadas por los campos magnéticos. Este hecho permitió a los investigadores establecer con precisión la ubicación de las fuentes de estas partículas cósmicas. Hasta hoy era algo impensado para la física contemporánea.

Este descubrimiento, del que participó un equipo de científicos del departamento de Física de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP, es considerado como el punto de partida de un nuevo camino en la observación del Universo. El hallazgo del Pierre Auger fue publicado en “Sciencie Magazine”, la revista con mayor impacto científico en el mundo, que le dedicó una de sus tapas. El Observatorio fue diseñado especialmente utilizando en forma combinada las más poderosas técnicas de detección para medir con precisión y estadística sin precedentes estos rayos cósmicos de energía superior.

El grupo de la UNLP es uno de los fundadores de la colaboración argentina de Auger y tuvo una participación fundamental desde sus comienzos hasta la fecha. Específicamente, los investigadores se dedicaron al estudio de masa de los rayos cósmicos ultra-energéticos. De esta manera, es posible identificar si las partículas cósmicas son protones, núcleos atómicos o partículas exóticas, lo que constituye la clave para comprender su origen.

Una herramienta imprescindible para la identificación de la naturaleza de esas partículas es la simulación por computadora de los procesos involucrados en su propagación y detección. En el mundo existen sólo dos programas de computación que permiten realizar esta simulación; uno de ellos, el AIRES, fue desarrollado por la Universidad Nacional de La Plata.

Eduardo Spinola
espinola72@gmail.com
Dirección General de Comunicación y Medios


Usos alternativos del GPS: Un avance en las predicciones meteorológicas

Usos alternativos del GPS: Un avance en las predicciones meteorológicas

Investigadores trabajan en un proyecto que monitorea y estima –a través del Sistema de Posicionamiento Global (GPS)- el vapor de agua presente en la atmósfera. Como beneficios, la utilización de esta tecnología contempla mejoras en las predicciones meteorológicas y la posibilidad de anticiparse a fenómenos climáticos que afecten negativamente a la población.

Crean un sistema satelital de alerta y respuesta temprana contra incendios forestales

Crean un sistema satelital de alerta y respuesta temprana contra incendios forestales

La herramienta se llama SARTiv. Sirve para prevenir y monitorear incendios de vegetación a través del uso de imágenes satelitales. Anticipa el riesgo por zonas, identifica eventos ígneos durante su desarrollo y, posteriormente, cuantifica las áreas quemadas. Fue creada por investigadores del Instituto de Altos Estudios Espaciales Mario Gulich, de la UNC y la Conae. Entre 2001 y 2016, en Córdoba se registraron más de 10.000 incendios en zonas naturales.

Nuevas lluvias de meteoros se descubren en la estación astronómica de Río Grande

Nuevas lluvias de meteoros se descubren en la estación astronómica de Río Grande

Uno de los fenómenos más extraños y cautivantes en el cielo nocturno lo constituyen las 'estrellas fugaces': rápidas trazas brillantes que son comúnmente observadas durante una noche despejada y oscura, como estrellas que literalmente caen desde el firmamento.

Ondas gravitacionales, científicos de la UNC participan en la prueba de su existencia

Ondas gravitacionales, científicos de la UNC participan en la prueba de su existencia

Gabriela González y Mario Díaz son físicos formados en la Universidad Nacional de Córdoba y desarrollan sus carreras en universidades de Estados Unidos. Están implicados en el proyecto LIGO, iniciativa abocada a probar la existencia de las ondas gravitacionales, una de las más grandes predicciones de la Teoría general de la relatividad de Albert Einstein. El hecho fue comprobado el 14 de septiembre de 2015 y dado a conocer el 11 de febrero de 2016 en conferencia de prensa desde Washington DC.

Por el cambio climático, vamos en dirección a una “zona de vulnerabilidad”

Por el cambio climático, vamos en dirección a una “zona de vulnerabilidad”

El doctor Roberto Seiler, experto en Agrometeorología, señaló que, como consecuencia del cambio climático que experimentamos, en nuestro país, como organismos y seres biológicos estamos entrando en una “zona de vulnerabilidad”. El arribo a esta zona, implicará la búsqueda de variedades más resistentes a las temperaturas más altas, de razas de ganado más apropiadas a los nuevos fenómenos y la ocurrencia de valores que podrían afectar el proceso productivo.

En Argentina existe una gran deficiencia de meteorólogos

En Argentina existe una gran deficiencia de meteorólogos

Así lo sostiene Jorge Rubén Santos, doctor en Meteorología, quien en entrevista con Argentina Investiga, traza un panorama sobre su especialidad en el país y explica la importancia que tiene la disciplina para la economía y la sociedad actuales. El especialista asegura que en Argentina hacen falta más estaciones meteorológicas e instrumental para observar el perfil de la atmósfera.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103