Universidad Nacional del Sur - Departamento de Ciencias de la Computación

19 de Diciembre de 2011 | 5 ′ 32 ′′


Inteligencia artificial: desde la universidad pública a Facebook



Científicos de Bahía Blanca integran un grupo pionero en el mundo de la argumentación en inteligencia artificial. Desarrollaron un sistema que ha sido utilizado para una aplicación inteligente de Facebook, la red social que reúne a 700 millones de usuarios en el mundo. La inteligencia artificial está presente en casi todos los procesos que se emplean en la actualidad en computadoras. El grupo de investigación se ha convertido en un centro nacional de relevancia en esta temática.

“Hay dos formas de ver la inteligencia artificial. La más humana es tratar de ver cómo funciona el cerebro de una persona para replicarlo de manera computacional. La otra es tratar de que las máquinas adquieran algunas características que, cuando las muestra un ser humano, uno lo reconoce como inteligente”, explica el doctor Guillermo Simari, coordinador de la Comisión Asesora de Informática del Conicet e investigador en temas de argumentación en inteligencia artificial.

Esta rama de la computación está presente hoy prácticamente en todos los procesos que utilizan computadoras. “Un ejemplo son los buscadores de Internet, que a través de algoritmos que incorporan técnicas de inteligencia artificial, hacen las búsquedas más acotadas dentro de un contexto, y las muestran de manera apropiada y ajustada a una consulta”, agrega el doctor Carlos Chesñevar. “Esa es una manera de lograr un comportamiento ‘inteligente’ por parte de una máquina”.

Ambos investigadores desarrollan su tarea en el departamento de Ciencias e Ingeniería de la Computación, en un campo pionero en Argentina, e integran uno de los grupos más avanzados del mundo en argumentación. Sus desarrollos forman parte de distintas aplicaciones, y llegaron incluso hasta Facebook, la red social que ya cuenta con 700 millones de usuarios en el mundo.

“La argumentación es un mecanismo de razonamiento y un aspecto vital del comportamiento inteligente en seres humanos. Provee de un medio para comparar la información y analizar razones a favor y en contra al momento de tomar una decisión. La formalización de la argumentación en un entorno computacional se ha transformado en un tópico de creciente interés en inteligencia artificial en la última década”, explicaron los entrevistados.

“Desde una perspectiva computacional, la argumentación involucra razonar con incerteza, utilizar la lógica para formalizar la presentación de argumentos y contraargumentos, y tratar información en conflicto”, agregaron.

Según indicó Simari -investigador pionero en la temática y uno de los editores responsables de la revista “Argumentation & Computation”, del Reino Unido-, “es el mismo sistema que se aprecia en un juicio. De hecho, una de las aplicaciones de la argumentación en inteligencia artificial es el jurídico, para simular posibles escenarios ante determinadas situaciones”. Otra aplicación frecuente son los diagnósticos médicos. “Lo que hacen las máquinas, en general, es potenciar una habilidad humana. Los sistemas inteligentes potencian la capacidad humana para razonar, evaluar información, y sugerir conclusiones”, indicó.

Tal como explica el científico, la argumentación es un mecanismo muy cercano a como razonan los seres humanos, y por ello tiene aplicaciones más directas que otras investigaciones en inteligencia artificial basadas sólo en la lógica matemática.

Desde Bahía Blanca hasta Palo Alto

Uno de los usos concretos de los desarrollos llevados a cabo por el laboratorio de Investigación y Desarrollo en Inteligencia artificial que dirige Simari fue utilizado para desarrollar una aplicación “inteligente” para la red social Facebook. “Recientemente tomamos conocimiento de que Boris Galitsky, un investigador ruso, elaboró una aplicación en la empresa norteamericana Zvents, por la que, de acuerdo a los eventos que le gustan a nuestros amigos, cataloga y muestra los que podrían gustarnos a nosotros, a partir de argumentos a favor y en contra de elegir uno de ellos”, explica el doctor Chesñevar.

Este investigador se mudó a Palo Alto (en California, sede de las principales empresas de software del mundo) y comenzó allí emprendimientos de software que han sido patentados como innovadores. Para ellos utilizó como base el sistema de argumentación elaborado por el laboratorio bahiense sobre la base de la tesis doctoral de uno de sus investigadores, el doctor Alejandro García.

Inteligencia artificial: un área promisoria en la Argentina

El grupo de investigación dirigido por Guillermo Simari trabaja desde 1993 en argumentación y sus aplicaciones, antes de que la temática cobrara el impacto internacional que tuvo en la última década. En el laboratorio bahiense se consolidó un núcleo de científicos y becarios abocados al tema, con cooperación internacional con universidades de Reino Unido, Italia, Portugal, España, Hungría y Alemania.

La investigación en Inteligencia artificial ha crecido en los últimos años en Argentina, y a partir del trabajo pionero del grupo bahiense se convirtió en un centro nacional de relevancia en esta temática. Una muestra de la consolidación del área es el hecho de que en 2010 se celebró en Bahía Blanca la Conferencia Iberoamericana en Inteligencia artificial (Iberamia), mientras que en 2015 se celebrará en Buenos Aires la Conferencia Internacional de Inteligencia Artificial (IJCAI), que tendrá lugar por primera vez en la historia en un país latinoamericano, y donde los investigadores bahienses tendrán una fuerte participación en la organización del evento.


Marcelo C. Tedesco


Mediante inteligencia artificial buscan mejorar el diagnóstico de osteoporosis

El proyecto apunta a generar estructuras sintéticas que no son reales, pero lo parecen, y así entrenar algoritmos para mejorar las técnicas de diagnóstico actuales. El desarrollo fue seleccionado por una empresa de software entre más de 180 propuestas de 30 países.

Desarrollan un método que optimiza el rendimiento de paneles solares

El objetivo es ofrecer una herramienta aplicable a los procesos de conversión de energía fotovoltaica. El método desarrollado permite reducir al máximo las variables que se miden para optimizar la energía. Fue diseñado e implementado por investigadores del Grupo de Control Aplicado de la Facultad de Ingeniería de la UNLP.

Cómo será el trabajo después de la pandemia

La pandemia ha reconfigurado el trabajo en todo el mundo y está dejando como consecuencia la pérdida de millones de puestos. En la Argentina, los más afectados son los trabajadores informales y los pequeños y medianos empresarios. En entrevista con Argentina Investiga, Enrique Deibe, director del Instituto de Investigación de Producción, Economía y Trabajo de la UNLa, habla acerca de cómo será el futuro del trabajo en nuestro país.

Coronavirus: diseñan un software integrado de gestión hospitalaria

Más de 40 centros de salud de tres provincias lo implementaron para conocer y administrar sus recursos de manera integrada, y conocer en tiempo real las posibilidades del sistema hospitalario. Fue hecho en sólo 10 días por físicos, programadores y médicos.

Galgo: un algoritmo que identifica firmas genéticas en múltiples tipos de cáncer

El desarrollo contribuye a aportar mayor precisión en el tratamiento del cáncer. Se trata de un estudio de inteligencia artificial que no sólo permite caracterizar tumores de forma más específica, sino que también tiene el potencial de guiar en la búsqueda de tratamientos personalizados.

El desafío de recargar combustible alrededor de la Luna

Sonia Botta, ingeniera de la UNLP, fue distinguida por la Universidad de Leicester, en el Reino Unido, por su tesis sobre análisis de trayectoria y mecánica orbital. Participará del lanzamiento del satélite SAOCOM 1B.

Canal de videos 104