Universidad de Buenos Aires - Facultad de Agronomía

29 de Septiembre de 2014 | 5 ′ 30 ′′


Nueva herramienta para calcular el riesgo ecotoxicológico de pesticidas



Está disponible online, para que productores, asesores técnicos y decisores políticos puedan estimar el riesgo asociado a la toxicidad de herbicidas, insecticidas y fungicidas, según las dosis aplicadas en un lote agrícola. La base de datos de esta novedosa herramienta, implementada por la cátedra de Cerealicultura, contiene 3.011 productos formulados que representan a 428 principios activos (o combinaciones) diferentes.

La Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de Buenos Aires (FAUBA) desarrolló un sistema de evaluación de riesgo de ecotoxicidad de pesticidas (RIPEST) que está disponible online y puede ser utilizado de manera libre y gratuita por agricultores, asesores técnicos y decisores políticos. “Desarrollamos una plataforma disponible en internet (malezas.agro.uba.ar/ripest) para que los tomadores de decisiones tengan herramientas de criterio ecológico para apoyar sus decisiones productivas”, explicó a Argentina Investiga Diego Ferraro, docente de la cátedra de Cerealicultura, investigador del Conicet y uno de los ejecutores de la herramienta.

Los usuarios pueden registrarse, ingresar online los nombres comerciales de los agroquímicos y las dosis que planean aplicar en sus cultivos, y estimar el riesgo asociado a la toxicidad de esos pesticidas sobre insectos y mamíferos. La información es almacenada para cada usuario en función del nombre del lote, del establecimiento al que pertenece, del cultivo y de la campaña analizada.

La base de datos de RIPEST contiene 3.011 productos formulados que representan a 428 principios activos (o combinaciones) diferentes. Además, este modelo de cálculo aporta una información sustancialmente mayor que las etiquetas de los productos comerciales, puesto que permite estimar el riesgo asociado a la cantidad de pesticidas que el productor aplica en un lote agrícola.

A partir de parámetros asociados a la toxicidad de cada pesticida y de la dosis utilizada en el lote, el sistema va sumando las unidades de toxicidad de cada aplicación en una campaña o cultivo para, finalmente, calcular un valor total para el lote (en una escala de 0 a 1). El valor de riesgo máximo es equivalente a la toxicidad del pesticida más tóxico a la dosis más elevada.

Por ejemplo, el paquete tecnológico más frecuente para soja en la zona de Norte de Buenos Aires con herbicidas (Glifosato, 2,4 D, Clorimurón), insecticidas (Cipermetrina y Clorpirifós) y fungicidas (Carbendazim y mezcla de estrobirulinas y triazoles) alcanza valores de riesgo de 0,6 para mamíferos y 0,48 para insectos, según el modelo.

Ferraro señaló que si bien el software no mide el impacto real (como el nivel de mortalidad de organismos, la concentración de pesticidas en el ambiente o los efectos de deriva de pesticidas por malas prácticas por parte del aplicador) RIPEST es capaz de ponderar la probabilidad de impacto (o riesgo) en función de los pesticidas usados y su dosis. Así, permite comparar el riesgo de estrategias contrastantes en el control de adversidades (plagas, enfermedades o malezas) y jerarquizarlas en función de su mayor o menor riesgo ecotoxicológico.

“RIPEST ubica el valor de riesgo estimado en cuatro categorías (alto, medio alto, medio bajo, y bajo). De esta manera, el usuario del modelo puede ponderar el riesgo asociado a la estrategia de uso de pesticidas elegida. La idea es que el productor o técnico complemente los resultados con otras evaluaciones de eficiencia en el control de la plaga considerada. De esta manera, a igualdad de eficiencia en el control deseado, el sistema puede ayudar a elegir una práctica en base al menor riesgo ecotoxicológico”, afirmó.

El investigador advirtió que existe una diferencia importante entre el peligro y el riesgo toxicológico: “Hay productos que pueden ser peligrosos en sí mismos, pero el riesgo se asocia a la probabilidad de que, efectivamente, generen un daño. En el caso de los pesticidas, puede haber un producto muy tóxico pero que usado en una dosis baja tenga un riesgo bajo, o viceversa. Este es un aspecto importante que permite determinar el modelo que pusimos en marcha”.

Además, subrayó que RIPEST va a ser de gran utilidad en el contexto actual de incremento de la problemática de malezas: “La aparición de malezas resistentes generada por el uso sistemático y casi exclusivo de glifosato, el herbicida más extendido en la agricultura argentina, provoca nuevos cambios en los paquetes tecnológicos que comienzan a volver a incluir productos de la década de los setenta y ochenta, con riesgos de ecotoxicidad más elevados”.

“Necesitamos saber qué va a pasar con las 35 millones de hectáreas agrícolas que tiene la Argentina si en muy pocos años cambiamos del uso de un sólo herbicida a dos o tres productos distintos, con diferentes modos de acción, que actúan de otro modo sobre el metabolismo de las plantas y que también pueden generar nuevas poblaciones resistentes a distintas herramientas de control”, dijo y apuntó que, en este sentido, el calculador de riesgo ecotoxicológico de pesticidas integra un proyecto más amplio del grupo de investigación, orientado a generar herramientas de simulación que también permita evaluar el riesgo de aparición de resistencia a herbicidas o de enmalezamiento en lotes de cultivos.


Juan Manuel Repetto (FAUBA)


Coronavirus: diseñan un software integrado de gestión hospitalaria

Más de 40 centros de salud de tres provincias lo implementaron para conocer y administrar sus recursos de manera integrada, y conocer en tiempo real las posibilidades del sistema hospitalario. Fue hecho en sólo 10 días por físicos, programadores y médicos.

El desafío de recargar combustible alrededor de la Luna

Sonia Botta, ingeniera de la UNLP, fue distinguida por la Universidad de Leicester, en el Reino Unido, por su tesis sobre análisis de trayectoria y mecánica orbital. Participará del lanzamiento del satélite SAOCOM 1B.

Ser digital en tiempos de pandemia

Ser digital en tiempos de pandemia

La UNNOBA mantiene sus tareas esenciales en funcionamiento gracias a la infraestructura y los programas que implementa. ¿Hay riesgos de colapso comunicacional?, la creciente demanda ¿hará caer toda la infraestructura de internet? Diálogo con el prosecretario de TIC de la Universidad, Hugo Ramón.

Un robot para el control de cañerías subterráneas

El entramado subterráneo de las tuberías está sujeto a fallas estructurales ocasionadas por fisuras y roturas que ocasionan serios inconvenientes económicos. Es por esto que tres jóvenes ingenieros diseñaron el prototipo de un robot teledirigido para facilitar la inspección en el interior de las tuberías de la ciudad de Resistencia

Nanotecnología y botellas recicladas para purificar el agua de efluentes urbanos

Con botellas de plástico recicladas y nanopartículas, investigadores de la Universidad Nacional de La Plata y de la Universidad Nacional del Litoral desarrollan un sistema de filtros que sirve para purificar el agua residual urbana. De este modo, a muy bajo costo, logran disminuir su carga microbiana y toxicidad para luego utilizarla para el riego en zonas semiáridas.

Mujeres ingenieras, mujeres que resisten

Mujeres ingenieras, mujeres que resisten

Virgina Mazzone fue la primera graduada de Ingeniería en Automatización y Control Industrial (IACI) en la Universidad Nacional de Quilmes. La especialista explora las condiciones de modelado, monitoreo y optimización de procesos biológicos con bacterias y de productos de uso corriente en la industria siderúrgica. En diálogo con Argentina Investiga habla de su trabajo y opina sobre la actualidad de un campo históricamente dominado por los hombres.

Canal de videos 104