Universidad Nacional del Comahue - Facultad de Ciencias Agrarias

25 de Julio de 2011 | 3 ′ 9 ′′


Producen hongos comestibles desde una economía social



Investigadores desarrollan modelos productivos de hongos lignocelulósicos comestibles destinados al consumo a escala familiar y a su comercialización. La inclusión de estos hongos en la dieta de las poblaciones donde se implementa el proyecto ya es una realidad, y también significa un aporte a los ingresos familiares. La creación de un mercado donde se hallen productos libres de agroquímicos y producidos a partir de una economía solidaria fue uno de los disparadores del proyecto.

Un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencias Agrarias trabaja en un proyecto por el que se desarrollan modelos productivos de hongos lignocelulósicos comestibles, llamado “MicoHuerta”. El proyecto está orientado a que las familias gestionen la producción de este tipo de hongos para el consumo propio y a que se logre la diversificación de los sistemas para autoconsumo. Según afirmaron los investigadores a InfoUniversidades, este tipo de sistemas permite garantizar, desde la producción, la disponibilidad de alimentos de buena calidad biológica que mejoran la condición nutricional de las poblaciones.

Desde la implementación del proyecto, hace ya cinco años, se logró la inclusión de hongos comestibles como un componente estructural de la dieta en la población conformada por 100 familias de zonas urbanas y 25 en la zona rural, además de la capacitación a los productores.

Los sistemas de autoconsumo constituyen un aporte a los ingresos familiares desde la venta y contribuyen a la construcción de una economía social, es decir, una economía solidaria que considera tanto la dimensión ambiental, como la económica y la social. La producción de este tipo de hongos para autoconsumo generó un mercado diferencial en el que se puede acceder a productos libres de agroquímicos y producidos de manera socialmente justa.

Esto fue la consecuencia de la gestión del autoconsumo, que puso en marcha una red de producción y comercialización de los hongos lignocelulósicos que fortaleció los procesos de la cadena productiva. Es por esto que el proyecto aspira a promover la autoproducción de alimentos agroecológicos de alto valor nutricional y su consumo, a partir del aprendizaje de técnicas específicas que permiten consolidar la producción en cada una de las etapas y que residen, por ejemplo, en el control de plagas, a partir de la adaptación de tecnologías apropiadas.

También se espera identificar fortalezas y debilidades, factores de éxito y error en el desarrollo de las producciones para el autoconsumo, así como fortalecer las redes apropiadas de comercialización, con el fin de darle un carácter de complemento al ingreso familiar. En un mismo sentido, los investigadores expresaron la necesidad de propiciar la interacción comunitaria en torno de la actividad en la que participen varias personas, para solidificar la organización del trabajo en grupo; difundir y transferir información a técnicos y organismos intermediarios sobre las tecnologías bajo modalidades de taller que permitan la interacción de saberes científicos y sociales.


María Fernanda Monzón


Cultivo de frutillas “sin suelo”, una alternativa de producción sustentable

Evalúan un nuevo sistema de producción de frutillas sin suelo, para reducir el uso de agroquímicos. Se busca la implementación de alternativas sustentables para el manejo del suelo y los sustratos bajo invernadero. El objetivo es reemplazar el bromuro de metilo, un desinfectante de suelos y sustratos que daña la capa de ozono y la salud de las personas.

Encuentran indicios de daño genético por exposición a agroquímicos

En el estudio realizado por el área de Biología Molecular del Instituto de Medicina Regional de la UNNE se brinda una estimación del daño genético en personas expuestas a productos químicos y agentes “genotóxicos”, es decir, aquellas sustancias que pueden unirse directamente al ADN causando mutaciones que pueden derivar o no en enfermedades oncológicas

Camas biológicas: una alternativa eficaz para reducir la contaminación

Ensayan una tecnología capaz de degradar agroquímicos utilizando el propio suelo y materiales de desecho. Permite tratar altas concentraciones, por lo que los investigadores apuntan a su uso en las operaciones de carga de pulverizadores.

Una cruzada por preservar la semilla del tomate platense

Una cruzada por preservar la semilla del tomate platense

Un novedoso proyecto de extensión de la Universidad Nacional de La Plata rescata y conserva más de nueve variedades de semillas de tomate platense para que puedan ser sembradas el año próximo. La iniciativa beneficia de manera directa a decenas de productores familiares del cinturón hortícola, garantizando la calidad y perdurabilidad de las variedades locales a muy bajo costo.

Control biológico para plagas de la vid

Investigadores desarrollan técnicas de protección de cultivos a partir de la combinación de microorganismos naturales con pesticidas. Los ensayos demostraron que es posible reducir hasta en un 50% la dosis de agroquímicos necesarios para controlar la plaga Lobesia botrana, conocida como Polilla Europea de la Vid.

Una solución sustentable para 17 millones de envases de agroquímicos: convertirlos en combustible

Investigadores construyen un reactor capaz de convertir bidones vacíos de agroquímicos en productos no tóxicos, como ceras, carbones y líquidos combustibles. Funcionará en una zona rural del sudoeste bonaerense.

Canal de videos 104