Técnica “in vitro” para estudiar células de cáncer renal

Universidad Nacional del Nordeste - Facultad de Medicina

09 de Enero de 2017 | 4 ′ 44 ′′


Técnica “in vitro” para estudiar células de cáncer renal


Una investigación optimizó un modelo “in vitro” para el cultivo primario de células de Carcinoma Renal de Células Claras, a partir de muestras humanas obtenidas de cirugía. La técnica ajustada tiene relevancia para numerosas aplicaciones en el estudio de uno de los más frecuentes tumores malignos en el riñón adulto.

El Carcinoma de Células Renales (CCR) es un tumor que posee características clínicas únicas, como ser la metástasis tardía post cirugía curativa y una alta resistencia a la radioterapia y quimioterapia convencionales.

En los últimos tiempos el desarrollo de modernas técnicas para su detección posibilitó optimizar la identificación de los diferentes subtipos de este tumor. Entre los subtipos histológicos de Carcinoma de Células Renales, el Carcinoma Renal de Células Claras (CRCC) es el más frecuente (80-90%).

Para estudiar la biología básica del Carcinoma Renal de Células Claras (CRCC), y diseñar nuevas estrategias farmacológicas antitumorales de manera convencional, se usa lo que se conoce como “líneas inmortalizadas” o células inmortalizadas.
Pero las “líneas inmortalizadas” comerciales tienen limitaciones, tales como las de ser líneas genéticamente alteradas (para ser inmortales) y sufrir desdiferenciación tras cierto tiempo, de manera que pierden sus características iniciales.

Por ello, desde el Laboratorio de Investigaciones Bioquímicas de la Facultad de Medicina de la UNNE (LIBIM) se inició un proyecto en busca de técnicas más precisas para el estudio de este tipo de tumor, y se desarrolló una investigación con muestras de tumores provenientes de pacientes diagnosticados con Carcinoma Renal de Células Claras con nefrectomía radical o parcial, del Servicio de Urología del Hospital J.R. Vidal (Corrientes).

Tras un intenso período de evaluación de diversas metodologías y el análisis de un considerable número de pacientes y condiciones experimentales, el grupo de investigación logró establecer un modelo experimental in vitro de cultivos primarios de tejidos renales tumorales, a partir de muestras de pacientes diagnosticados con Carcinoma Renal de Células Claras. “La técnica permite reproducir en laboratorio la muestra tomada del paciente, lo que supera las prestaciones que brindan las líneas comerciales inmortalizadas”, explicó a Argentina Investiga la doctora María Victoria Aguirre, directora de la investigación y responsable del Laboratorio de Investigaciones Bioquímicas (LIBIM) de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE).

Con el modelo in vitro optimizado se logra una aproximación a la situación real del tumor, “se reproduce, en parte, lo que le pasa al paciente”, según sostuvo la investigadora, quien es profesora titular de la cátedra de Bioquímica de la Facultad de Medicina y de Química Biológica II en la carrera de Bioquímica de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura.

En la investigación se destaca que la técnica permite analizar in vitro la variación cuantitativa y cualitativa del perfil metabólico y de la expresión de proteínas, entre otros aspectos necesarios para intentar establecer, entre otras finalidades, nuevos targets terapéuticos, posibles biomarcadores para este tumor y establecer un correlato con los indicadores de malignidad y progresión tumoral.

El cultivo primario proveniente de diferentes individuos permite al investigador generar conclusiones de mayor validación al comparar estudios de diferentes orígenes, mientras que en el uso convencional de líneas inmortalizadas a menudo no pueden extrapolarse los resultados a una situación operante “in vivo”.
Aguirre destacó que el avance logrado con el ajuste de la técnica, “es un logro de todo el equipo de investigación y de la experticia de la Cátedra de Bioquímica de la Facultad de Medicina que tiene una trayectoria de más de 50 años de investigación”.

El equipo de Investigación está constituido por profesionales de diferentes disciplinas, investigadores de Conicet, bioquímicos, médicos de diversas especialidades, licenciados en biología, becarios (de pregrado, posgrado y postdoctorales de financiados SECYT UNNE, Fac. de Medicina y cofinanciados por SEGCyT-Conicet), doctorandos y personal de apoyo. En el marco del proyecto de investigación se trabajó en colaboración con dos instituciones de referentes a nivel internacional como el Instituto de Biología y Genética Molecular (IBGM) de Valladolid (España) y el Centro de Investigaciones Biomédicas de La Rioja (CIBIR) – España.

Con el Instituto de Biología y Genética Molecular de Valladolid se hacen estudios del contenido de lípidos en estos tumores renales, y con el CIBIR se realiza el estudio de determinantes de progresión y metástasis. Con ambas instituciones se realizan, además, acciones de capacitación, formación de recursos humanos y otras actividades compartidas.

Juan Monzón Gramajo
monzongramajo@hotmail.com
José Goretta
Departamento de Comunicación Institucional


Un equipo argentino detrás del páncreas artificial

Un equipo argentino detrás del páncreas artificial

Patricio Colmegna trabaja en un algoritmo para precisar el suministro de insulina para pacientes con diabetes tipo 1. Se trata de un modelo matemático que describe comportamientos, que tiene en cuenta las características particulares de cada paciente y, en función de ello, decide cuánta insulina se debe inyectar. Se ubica en un teléfono celular especial con conexión a Internet.

Hormonas sexuales femeninas: conexión entre el cerebro y el ovario

Hormonas sexuales femeninas: conexión entre el cerebro y el ovario

En el Laboratorio de Fisiopatología ovárica y neurobiología del Instituto de Medicina y Biología Experimental de Cuyo investigan los efectos de las hormonas sexuales femeninas sobre el cerebro y el íntimo vínculo entre éste y el ovario. Revelan que el estrés podría causar desórdenes y desequilibrio en la síntesis y el metabolismo de estas hormonas, lo que predispone a enfermedades como el cáncer de ovario. También destacan la importancia de estos cambios sobre la fertilidad.

Extractos de lisianthus para combatir hongos del durazno

Extractos de lisianthus para combatir hongos del durazno

Investigadores de Esperanza utilizan un destilado de flores azules de Eustoma grandiflorum. Se trata de una flor de gran importancia económica por su uso en ornamentación, pero los especialistas estiman que puede tener valor agregado por su actividad biológica contra un hongo que es patógeno de frutas y puede ser una alternativa a los antifúngicos de síntesis química.

Brócolis fortificados para ayudar a prevenir enfermedades

Brócolis fortificados para ayudar a prevenir enfermedades

Es la hortaliza acumuladora de selenio por excelencia, por eso investigadores de Esperanza trabajan en su biofortificación. El selenio es un elemento químico involucrado en el mecanismo de detoxificación de radicales libres y tiene efecto antioxidante, por eso se presume que hay una relación directa entre la falta de selenio, las enfermedades cardiovasculares y el desarrollo de cáncer.

Estudian cómo las bacterias gestionan sus reservas de energía

Estudian cómo las bacterias gestionan sus reservas de energía

Un proceso investigado por santafesinos puede significar un gran impacto tecnológico para la biorremediación y las biorrefinerías. Se trata del análisis del rol del glucógeno que permite estudiar el papel de acumulación temporal del carbono en organismos de interés tecnológico que se usan en biorremediación, el sistema que utilizan las bacterias para digerir compuestos tóxicos y guardarlos en glucógeno.

Amianto, analizan el peligro mortal del contacto con esta fibra

Amianto, analizan el peligro mortal del contacto con esta fibra

Investigadores de Colombia, Brasil, Estados Unidos y Argentina explican los impactos en la salud que produce el amianto, la peligrosidad de estar en contacto con la fibra, el riesgo en el que viven los países donde es legal y cómo se convive con uno de los contaminantes más nocivos para la salud y no se tiene registro del riesgo. El amianto tiene un altísimo poder carcinogénico y produce un tipo de cáncer llamado mesotelioma.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103

Más enviadas