Universidad Nacional del Nordeste - Facultad de Medicina

09 de Enero de 2017 | 4 ′ 44 ′′


Técnica “in vitro” para estudiar células de cáncer renal



Una investigación optimizó un modelo “in vitro” para el cultivo primario de células de Carcinoma Renal de Células Claras, a partir de muestras humanas obtenidas de cirugía. La técnica ajustada tiene relevancia para numerosas aplicaciones en el estudio de uno de los más frecuentes tumores malignos en el riñón adulto.

El Carcinoma de Células Renales (CCR) es un tumor que posee características clínicas únicas, como ser la metástasis tardía post cirugía curativa y una alta resistencia a la radioterapia y quimioterapia convencionales.

En los últimos tiempos el desarrollo de modernas técnicas para su detección posibilitó optimizar la identificación de los diferentes subtipos de este tumor. Entre los subtipos histológicos de Carcinoma de Células Renales, el Carcinoma Renal de Células Claras (CRCC) es el más frecuente (80-90%).

Para estudiar la biología básica del Carcinoma Renal de Células Claras (CRCC), y diseñar nuevas estrategias farmacológicas antitumorales de manera convencional, se usa lo que se conoce como “líneas inmortalizadas” o células inmortalizadas.
Pero las “líneas inmortalizadas” comerciales tienen limitaciones, tales como las de ser líneas genéticamente alteradas (para ser inmortales) y sufrir desdiferenciación tras cierto tiempo, de manera que pierden sus características iniciales.

Por ello, desde el Laboratorio de Investigaciones Bioquímicas de la Facultad de Medicina de la UNNE (LIBIM) se inició un proyecto en busca de técnicas más precisas para el estudio de este tipo de tumor, y se desarrolló una investigación con muestras de tumores provenientes de pacientes diagnosticados con Carcinoma Renal de Células Claras con nefrectomía radical o parcial, del Servicio de Urología del Hospital J.R. Vidal (Corrientes).

Tras un intenso período de evaluación de diversas metodologías y el análisis de un considerable número de pacientes y condiciones experimentales, el grupo de investigación logró establecer un modelo experimental in vitro de cultivos primarios de tejidos renales tumorales, a partir de muestras de pacientes diagnosticados con Carcinoma Renal de Células Claras. “La técnica permite reproducir en laboratorio la muestra tomada del paciente, lo que supera las prestaciones que brindan las líneas comerciales inmortalizadas”, explicó a Argentina Investiga la doctora María Victoria Aguirre, directora de la investigación y responsable del Laboratorio de Investigaciones Bioquímicas (LIBIM) de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE).

Con el modelo in vitro optimizado se logra una aproximación a la situación real del tumor, “se reproduce, en parte, lo que le pasa al paciente”, según sostuvo la investigadora, quien es profesora titular de la cátedra de Bioquímica de la Facultad de Medicina y de Química Biológica II en la carrera de Bioquímica de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura.

En la investigación se destaca que la técnica permite analizar in vitro la variación cuantitativa y cualitativa del perfil metabólico y de la expresión de proteínas, entre otros aspectos necesarios para intentar establecer, entre otras finalidades, nuevos targets terapéuticos, posibles biomarcadores para este tumor y establecer un correlato con los indicadores de malignidad y progresión tumoral.

El cultivo primario proveniente de diferentes individuos permite al investigador generar conclusiones de mayor validación al comparar estudios de diferentes orígenes, mientras que en el uso convencional de líneas inmortalizadas a menudo no pueden extrapolarse los resultados a una situación operante “in vivo”.
Aguirre destacó que el avance logrado con el ajuste de la técnica, “es un logro de todo el equipo de investigación y de la experticia de la Cátedra de Bioquímica de la Facultad de Medicina que tiene una trayectoria de más de 50 años de investigación”.

El equipo de Investigación está constituido por profesionales de diferentes disciplinas, investigadores de Conicet, bioquímicos, médicos de diversas especialidades, licenciados en biología, becarios (de pregrado, posgrado y postdoctorales de financiados SECYT UNNE, Fac. de Medicina y cofinanciados por SEGCyT-Conicet), doctorandos y personal de apoyo. En el marco del proyecto de investigación se trabajó en colaboración con dos instituciones de referentes a nivel internacional como el Instituto de Biología y Genética Molecular (IBGM) de Valladolid (España) y el Centro de Investigaciones Biomédicas de La Rioja (CIBIR) – España.

Con el Instituto de Biología y Genética Molecular de Valladolid se hacen estudios del contenido de lípidos en estos tumores renales, y con el CIBIR se realiza el estudio de determinantes de progresión y metástasis. Con ambas instituciones se realizan, además, acciones de capacitación, formación de recursos humanos y otras actividades compartidas.


José Goretta


Galgo: un algoritmo que identifica firmas genéticas en múltiples tipos de cáncer

El desarrollo contribuye a aportar mayor precisión en el tratamiento del cáncer. Se trata de un estudio de inteligencia artificial que no sólo permite caracterizar tumores de forma más específica, sino que también tiene el potencial de guiar en la búsqueda de tratamientos personalizados.

Una técnica para detectar los anticuerpos que neutralizan el SARS-CoV-2

Se trata de un tipo especial de anticuerpos, capaz de unirse al virus e impedir que este quede libre e ingrese a una nueva célula. Científicos trabajan en cuantificar estos anticuerpos en muestras de plasma humano obtenido de personas que estuvieron enfermas y lograron recuperarse. Ese plasma inmune podría utilizarse en un eventual tratamiento destinado a pacientes con COVID-19.

Nanotecnología y botellas recicladas para purificar el agua de efluentes urbanos

Con botellas de plástico recicladas y nanopartículas, investigadores de la Universidad Nacional de La Plata y de la Universidad Nacional del Litoral desarrollan un sistema de filtros que sirve para purificar el agua residual urbana. De este modo, a muy bajo costo, logran disminuir su carga microbiana y toxicidad para luego utilizarla para el riego en zonas semiáridas.

Mejoran el rendimiento de terapias nanotecnológicas contra el cáncer de mama

En experimentos con ratones, investigadores de la UNC y de la UNL lograron optimizar la efectividad del tratamiento contra este tipo de tumores. Lo hicieron al reducir químicamente el tamaño de las nanopartículas que transportan y depositan la droga en el tejido tumoral. De esta manera, el tratamiento podría ser más corto, menos costoso y reduciría los efectos secundarios adversos de las terapias tradicionales.

Una vía para salvar al 90% de los pacientes que fallecen por cáncer

Más de 50 mil muertes por año se podrían evitar en Argentina con terapias efectivas para tratar la metástasis, el proceso causante de la mayor parte de los decesos por cáncer. Científicos y médicos investigan cómo se produce, ya que su conocimiento permitiría buscar terapias para nuevos tratamientos.

Ácido hialurónico, clave en tumores de mama

En un paper publicado en la revista The Febs Journal, la doctora Laura Alaniz, docente-investigadora del Centro de Investigaciones y Transferencia del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires; describió la influencia del ácido hialurónico en la angiogénesis y en la acción sobre los macrófagos, que son un tipo de glóbulo blanco que rodea los microorganismos, los destruye, elimina las células muertas y estimula las respuestas inmunitarias.

Canal de videos 104