Universidad Nacional de la Patagonia Austral - Unidad Académica Río Gallegos

09 de Abril de 2009 |


YPF: la antigua fábrica de identidades



El libro “Petróleo y Región Austral. Saberes del trabajo y educación técnica. Reconfiguraciones y nuevas subjetividades” busca revalorizar el modelo social y productivo de YPF en la Patagonia. El tarabajo presenta la investigación que realizó un grupo de docentes sobre la importancia que tuvo la empresa estatal en el poblamiento del territorio y la conformación de identidades, haciendo hincapié en la estrecha relación entre educación, trabajo y familia que existió en este esquema empresarial. Asimismo, repasa su decadencia posterior y la fragmentación social que se produjo a partir de la privatización en la década de los ‘90.

En el libro “Petróleo y Región Austral. Saberes del trabajo y educación técnica. Reconfiguraciones y nuevas subjetividades” publicado por la editorial Dunken, un grupo de investigadores de la UNPA plantea un enfoque histórico y socio-laboral sobre la experiencia de Yacimientos Petrolíferos Fiscales en la Patagonia y la sinergia que generó su expansión a partir del descubrimiento de petróleo, en 1907.

Remarca la importancia que tuvo la empresa estatal en la región -en especial en Santa Cruz- en lo relativo al poblamiento de estas tierras y la conformación de identidades, como así también al modelo de inclusión social que forjó la empresa estatal.
Asimismo, hace especial hincapié en la estrecha relación que existió entre educación, trabajo y familia; el desarrollo y la transmisión de saberes socialmente productivos, y su apropiación y disgregación luego de la privatización.

Auge y decadencia

Los investigadores sostienen que el descubrimiento de petróleo, en 1907, en Comodoro Rivadavia, es el punto de partida de lo que se constituirá en un enclave económico extractivo que, en su caracterización poblacional, cultural y laboral, hará posible la construcción de un “particular” e “inconmensurable” imaginario colectivo que “desplazó al del ovino-ganadero a la hora de inventarse el futuro provincial”.

Juan Ruiz, coordinador de la investigación, explicó a InfoUniversidades que YPF tenía un modelo de desarrollo bien definido. “Uno de los impactos más importantes que produjo en Santa Cruz fue la creación y consolidación de un mercado de trabajo protegido que tenía, dentro de sus criterios y principios, a la inclusión social como base”.

“Esto suponía el acceso a los bienes fundamentales para la vida de los trabajadores y de su familia. Educación, salud, bienestar y todo aquello que tiene que ver con un modelo que se llamó “sociedad salarial”, muy integrado con las corrientes nacionalistas y con políticas que se fortalecieron con la llegada del peronismo al poder”, acotó el investigador, que indicó, además, que los ingenieros que administraban la empresa “tenían una clara definición respecto del papel que debía cumplir YPF en materia social, económica y cultural".

Si bien en la década del ’40, cuando se descubre petróleo en Santa Cruz, eran varias las firmas que operaban, Ruiz explicó que YPF “era la que definía las formas de contrato, de protección laboral, y a la que las empresas privadas tenían que asumir como modelo”.
Las políticas que la diferenciaban eran los subsidios a las escuelas técnicas e industriales y el hecho de inculcar la importancia de la educación en la familia “ypefiana”.

Para Ruiz, este modelo “Taylordfordista” -que permitió a la Argentina lograr el autoabastecimiento de hidrocarburos- era sostenible, aunque se vio seriamente afectado “por circunstancias históricas”. “La empresa empieza a decaer en la década del ‘60 por el proceso de tercerización de la economía, que la lleva a subcontratar actividades. Además, con la política neoliberal que implementa la última dictadura militar, se obliga a YPF a endeudarse para adquirir fondos que permitan sobrellevar la crisis económica”.

Aunque la empresa “logra traspasar los ‘80, ya a fines de esa década se notaba que la crisis no tenía solución y, en los ’90, impera la desregulación y descentralización de todas las actividades del Estado, con las consecuencias que aún tenemos a la vista”.

Familia “ypefiana”

Una de las principales conclusiones de la investigación es que la idea de la “familia ypefiana” “fue y sigue siendo muy fuerte en el imaginario de todos, rescatando ese modelo de participación y de identificación, no sólo con la empresa, sino con un modelo de país”.
Asimismo, que tanto los saberes como las pautas sociales y culturales desarrollados por la empresa “se perdieron luego de la privatización porque se rompió el tejido social, y quienes los tenían ya no tuvieron a quienes transmitírselos”.

“Las empresas que produjeron cambios del modelo de producción realizaron una selección muy fragmentada de esos saberes, captando a los ingenieros y técnicos más calificados”, precisó Ruiz. En tal sentido, señaló que el modelo ypefiano “quedó muy fragmentado y totalmente desprestigiado, porque el discurso que se instaló decía que YPF no servía y que los trabajadores estaban mal acostumbrados porque habían vivido bajo una protección extrema”.

“Actualmente no hay vestigios de aquella forma de constituirse como sujeto de trabajo”, aseguró el investigador, aunque “no es utópico pensar en la posibilidad de reproducir un modelo como el que desarrolló YPF entre las décadas del ’40 y ’70 en la Patagonia.

“Creo que debería pensarse seriamente, por supuesto que bajo otros parámetros y principios, para no repetir experiencias que tuvieron un ciclo y no pudieron superar cuestiones claves en el desarrollo tecnológico y productivo. Debería haber una política en términos de nacionalización o recuperación de los recursos que realmente se agotan y que, además, son fundamentales para el modelo de desarrollo del país, como el petróleo”, expresó Ruiz finalmente.



Los acantilados rionegrinos, un recurso con valor geopalenteológico

Un grupo de científicos de varios países analizaron los acantilados de la costa marítima rionegrina en una Escuela de Campo organizada por la Sociedad de Geología Sedimentaria (SEPM) y la Universidad Nacional de Río Negro, con la colaboración de la Fundación YPF.

Analizar los ancestros para conocer el futuro

Analizar los ancestros para conocer el futuro

Un estudio internacional reveló que el 35 por ciento de la población patagónica tiene ancestros nativo americanos. ¿De qué sirve esta información a la medicina, la antropología o las ciencias forenses?

Las severas tormentas bajo la mirada de un experto en meteorología

Las últimas investigaciones científicas confirman un aumento de la ocurrencia de eventos extremos de precipitación y temperatura que generan un impacto, dependiendo del grado de vulnerabilidad y región del país. ¿Esto se debe al cambio climático? En efecto, experimentamos un calentamiento global que se verifica en las observaciones de temperatura de las últimas décadas, pero también en los cambios que se observan en los océanos o las regiones polares, por ejemplo.

Desarrollan un prototipo para filtrar en baja escala el arsénico del agua

El sistema diseñado en base a zeolitas naturales modificadas, un mineral que abunda en nuestro país, busca prevenir los problemas que trae aparejado el consumo en baja escala de agua contaminada naturalmente por arsénico. Se trata de una alternativa de bajo costo que utiliza materiales autóctonos.

Realizan un estudio genómico de la población de Merluza Negra en el Mar Argentino

La Universidad Nacional de Tierra del Fuego (UNTDF), junto al Centro Austral de Investigaciones Científicas de Ushuaia (CADIC-CONICET) y el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP) avanza en el desarrollo de una línea de investigación tendiente a analizar la variabilidad genética de las poblaciones de la especie austral que se registran en el mar argentino, con el fin de evaluar la sustentabilidad del recurso.

Cómo se recupera la capa de ozono

Cada año la primavera desnuda el agujero de ozono. A través de las imágenes satelitales se ve una mancha violeta sobre la Antártida, que luego se esparce sobre Argentina y Chile mientras llega el verano. Aunque los pronósticos son optimistas respecto a la recuperación de la capa, el proceso llevará unos ochenta años. Hasta que eso suceda, los investigadores monitorean la pérdida de ozono y su principal consecuencia: la llegada de la radiación solar ultravioleta a la Tierra.

Canal de videos 104