Estrés por calor en el ganado vacuno, aplican estrategias para reducirlo

Universidad Nacional de Lomas de Zamora - Facultad de Ciencias Agrarias

29 de Agosto de 2016 | 4 ′ 47 ′′


Estrés por calor en el ganado vacuno, aplican estrategias para reducirlo


Desde la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora se desarrollaron técnicas para evaluar los cambios que el calor extremo genera en las vacas. De esta manera, se logró mitigar el impacto que las altas temperaturas tenían en el metabolismo de los animales. Aplicar estas estrategias permitirá mejorar la producción lechera del país.

Investigadores de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora desarrollaron técnicas para medir cómo el estrés calórico, generado por el cambio climático, repercute en el ganado vacuno modificando, entre otros factores, la expresión génica de los animales. El estudio apunta a desarrollar diferentes estrategias de mitigación que pueden ponerse en marcha a la hora de cuidar al ganado lechero, teniendo en cuenta los diferentes momentos de la vida del animal.

Las estrategias de mitigación son aquellas que permiten crear o acondicionar el ambiente donde las vacas realizan su rutina de ordeñe. Las estrategias se dividen en dos: por un lado, se maneja el ambiente, usando sombras, ventilación, y tiempos en la rutina alimentaria. Por el otro, se vigila la dieta, lo cual afecta parte del calor producido por cada animal. De esta manera puede controlarse su temperatura corporal.

El objetivo detrás de estas estrategias es desarrollar los ambientes necesarios para que el animal no sufra del calor o estrés calórico, en especial en verano. Este problema repercute directamente en la producción láctea del país. El investigador Alejandro Palladino indicó a Argentina Investiga: “En situaciones de calor extremo uno puede perder entre el 20 y el 25 % de la producción láctea anual, y así generar un déficit de 50 millones de pesos, solamente en la zona comprendida por la cuenca central de Santa Fe y el norte de Córdoba”.

Además de generar problemas en la producción láctea, el estrés calórico trae aparejados otros inconvenientes igual de graves porque, si la situación se mantiene en el tiempo, termina jugando un papel desfavorable no sólo en el metabolismo, sino también en la salud del animal. En esa área, la Facultad de Ciencias Agrarias está a la vanguardia en el país. Palladino agrega: “Empezamos a estudiar cómo las diferentes situaciones de estrés repercuten en la expresión de genes relacionados con el estrés y el sistema inmune de los animales, es decir, cómo el calor afecta las funciones metabólicas y provoca mayores cantidades de insulina (lo cual reduce la producción de leche) y la pérdida de la grasa corporal en casos extremos”.

Para contrarrestar los problemas que el calor conlleva se toman medidas desde que las vacas empiezan la época de la lactancia, donde es fundamental la presencia de sombra para los animales durante las horas de calor. En el momento del ordeñe, la elección predilecta es la aspersión y la ventilación, las cuales permiten aumentar hasta cinco litros de leche por cabeza de ganado.

Esto significa que con las correctas medidas de mitigación, el ganado vacuno es capaz de cambiar su metabolismo y estar predispuesto a generar un 15 % más de leche en promedio por cabeza. Por último, a la hora de preñar al animal, todos estos beneficios ayudan a generar crías sanas, tanto desde el punto de vista físico como desde el genético, el cual no se ve forzado por el calor.

Para finalizar, debe enfatizarse la importancia de crear opciones para poder adelantarse a los cambios climáticos que dan como resultado dichas situaciones. Las opciones, como la creación de tambos experimentales permiten generar investigaciones de precisión sobre la relación entre la ganadería y el aumento de la temperatura. De esta manera, podría averiguarse puntualmente cuál es el grado de estrés que el ganado argentino puede aguantar, además de crear lugares cerrados, con climas totalmente controlados donde poder maximizar la producción láctea a nivel nacional.

Los investigadores concluyen que es urgente poner estas propuestas en marcha ya que, de esta forma, existe un mayor margen de acción para prepararse de cara al futuro. La clave es apuntar a las medidas de mitigación, sobre todo al momento de la lactancia del ternero donde se forma su sistema inmune, sabiendo que si el ganado no es debidamente cuidado pueden generarse vacas con menor capacidad genética para la producción de leche o carne, lo cual puede ser un problema a futuro en el país.

Noelí Cristti / Julián López
unlzinvestiga@gmail.com
Área de Prensa


Un equipo argentino detrás del páncreas artificial

Un equipo argentino detrás del páncreas artificial

Patricio Colmegna trabaja en un algoritmo para precisar el suministro de insulina para pacientes con diabetes tipo 1. Se trata de un modelo matemático que describe comportamientos, que tiene en cuenta las características particulares de cada paciente y, en función de ello, decide cuánta insulina se debe inyectar. Se ubica en un teléfono celular especial con conexión a Internet.

Hormonas sexuales femeninas: conexión entre el cerebro y el ovario

Hormonas sexuales femeninas: conexión entre el cerebro y el ovario

En el Laboratorio de Fisiopatología ovárica y neurobiología del Instituto de Medicina y Biología Experimental de Cuyo investigan los efectos de las hormonas sexuales femeninas sobre el cerebro y el íntimo vínculo entre éste y el ovario. Revelan que el estrés podría causar desórdenes y desequilibrio en la síntesis y el metabolismo de estas hormonas, lo que predispone a enfermedades como el cáncer de ovario. También destacan la importancia de estos cambios sobre la fertilidad.

Chlorella, alternativa a los biocombustibles convencionales

Chlorella, alternativa a los biocombustibles convencionales

Investigadores santafesinos estudian el metabolismo de una microalga que podría usarse para generar biodiesel y bioetanol. De este modo, se podrían dejar de utilizar productos alimenticios como la soja, la caña de azúcar o el maíz.

Estudian cómo las bacterias gestionan sus reservas de energía

Estudian cómo las bacterias gestionan sus reservas de energía

Un proceso investigado por santafesinos puede significar un gran impacto tecnológico para la biorremediación y las biorrefinerías. Se trata del análisis del rol del glucógeno que permite estudiar el papel de acumulación temporal del carbono en organismos de interés tecnológico que se usan en biorremediación, el sistema que utilizan las bacterias para digerir compuestos tóxicos y guardarlos en glucógeno.

Virus, especies sin peligro de extinción

Virus, especies sin peligro de extinción

Investigadores de la UNQ del Laboratorio de Ingeniería Genética y Biología Molecular (área de Virus Emergentes y Zoonóticos) buscan generar un método capaz de determinar con mayor especificidad qué parásitos infecciosos habitan la sangre de los pacientes enfermos, dado que el principal inconveniente que presentan muchos virus es su reactividad cruzada, es decir, que es muy difícil detectar con qué agente están infectadas las personas que presentan síntomas.

Evapotranspiración, determinan el uso eficiente del agua de riego en plantaciones de olivo

Evapotranspiración, determinan el uso eficiente del agua de riego en plantaciones de olivo

Investigadores llevaron a cabo un estudio basado en la observación a través de imágenes satelitales y mediciones a campo para determinar la evapotranspiración de la planta de olivo y el uso eficiente de agua de riego en esas plantaciones. Entre los primeros resultados del estudio se advirtió que es poco eficiente el uso del agua de riego en fincas de la zona; y la demanda de agua de este cultivo.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103

Más enviadas